Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Están montados sobre un chasis Ford F550 o F450. Foto: Tomada de la versión impresa, ,
Capital México

Blindajes militares hechos en México

SEGUIR LEYENDO V
Blindajes militares hechos en México Por Capital Digital Hace 5 meses

Blindajes militares hechos en México

Generalmente se cree que México es un país en el que sólo se arman autos comerciales y que las unidades tácticas de las Fuerzas Armadas son fabricadas en otros países, pues eso no es cierto.

Ingenieros mexicanos desarrollaron un diseño de vehículos tácticos blindados, adecuados para las necesidades de las Fuerzas Armadas para ayudar a contrarrestar el embate de grupos criminales y el traslado de reos.

Ernesto Misrahi, director general de Blindajes EPEL, destacó que la unidad táctica, de nombre SandCat, es una variación de un vehículo de origen israelí, adaptado por ingenieros mexicanos y construido con mano de obra certificada 100 por ciento nacional.

Fue adoptado por las Fuerzas Armadas mexicanas, por su capacidad de operación urbana y movilidad multipropósito, explicó por su parte, Daniel Cleiman Gutiérrez, director de Proyectos de la firma Blindajes EPEL.

“El SandCat como tal, aquí en México se usa en la ciudad, en operaciones urbanas y en caminos secundarios, porque también tiene 4 X 4, además de cruzar inundaciones”, señalaron.

Con estas unidades, elementos del Ejército, la Armada de México y la Policía Federal, realizan actividades de seguridad pública, vigilancia y contención en zonas urbanas o conurbadas, en algunos estados, estos vehículos tácticos permiten un mejor desplazamiento de las tropas.

Ernesto Misrahi reveló en entrevista para CAPITALMEDIA que el acero que se utiliza es de primera generación, importado de Suecia, Estados Unidos y Alemania, principalmente, y las fibras anti balas que se emplean son de origen israelí.

Anteriormente, el Ejército de México contaba con vehículos tácticos, pero más pesados y antiguos, de diversos orígenes, como rusos, alemanes, belgas y franceses, por lo cual las refacciones eran un auténtico problema.

El SandCat, aparte de adaptarse a las necesidades, resultó ser más económico en su mantenimiento, una de las razones por las que las Fuerzas Armadas tomaron la decisión de invertir en estos vehículos.

Por secrecía convenida con las Fuerzas Armadas, el fabricante señaló que de la licitación y los precios del SandCat varían dependiendo del tipo de equipamiento solicitado.

Una de las características más sobresalientes de esta unidad es que, con excepción de las puertas y el cofre el blindaje de este vehículo está elaborado en una sola pieza. Un monocasco, al que se le colocan los vidrios blindados y las puertas, ya que cualquier orificio podría permitir el ingreso de balas.

Para la adaptación total de este vehículo, al chasis, durante 90 días aproximadamente, los obreros y técnicos especializados trabajan en diversos turnos, dejando sus conocimientos en vehículos de última generación.

Entre 2006 y 2011, las pugnas entre diversos grupos rivales del crimen organizado, por el control territorial de las actividades ilícitas, los cuales comenzaron a apoderarse de las calles en ciudades importantes del país.

Al ser rebasadas por la delincuencia las corporaciones policiacas, las Fuerzas Armadas salieron de los cuarteles y comenzaron a realizar actividades de Seguridad Pública. Por ello se vieron en la necesidad de adquirir vehículos tácticos para zonas urbanas.

Con este tipo de vehículos y equipamiento, las Fuerzas Armadas pueden realizar disuasiones y proteger al personal militar o policial de algún ataque; permite ingresar a calles angostas con destreza y movilidad.

Otra de las ventajas es que estos vehículos blindados, permiten hacerles modificaciones para incrementar su potencial, ya que se pueden adaptar “afustes” o “soportes” para artillería más pesada, permitiendo la maniobrabilidad de manera manual o electrónica.

Para zonas de mayor agresión hacia cuerpos militares, es factible adaptar tecnología de punta a los vehículos y tener centros de control u operaciones movibles.

En ese tenor, los ingenieros que desarrollan estos vehículos han realizado diversas modificaciones al diseño original, según las necesidades tácticas de los militares o policías.

Las necesidades de las Fuerzas Armadas para combatir a la delincuencia, con seguridad irán marcando los requerimientos de nuevos vehículos tácticos.

 

MÁS ESPECIALES
Tratamiento sobre cuatro patas
Hace 12 horas
Sarape, tradición bien hilada
Hace 1 día
Ansiedad, entre el miedo y el silencio
Hace 2 días