Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Plantas medicinales. Foto: Especial
Capital México

México, cercano a la herbolaria

SEGUIR LEYENDO V
México, cercano a la herbolaria Por REDACCIÓN Hace 7 meses

México, cercano a la herbolaria

En México 80 por ciento de los habitantes emplea la medicina herbolaria como tratamiento alternativo.

El país ocupa el segundo lugar a nivel mundial en riqueza taxonómica de plantas medicinales, después de China, debido a que el conocimiento de las plantas medicinales ha pasado de generación en generación.

El especialista en fitoterapia práctica y otras técnicas de medicina ancestral, Juan Javier García Flores, dijo que la herbolaria es una medicina económica, que bien administrada no genera efectos secundarios, aunado a que modifica la bioquímica de las personas.

Argumenta que la herbolaria se utiliza a lo largo y ancho del país debido a que forma parte de la cultura mexicana; además, México cuenta con una vasta gama de plantas medicinales que curan “prácticamente cualquier enfermedad”.

En opinión del catedrático del Instituto Tzapin de Medicinas Complementarias, Juan Javier García Flores, el uso de este tipo de medicina se ha extendido debido a que las personas no encuentran respuestas en la medicina alópata, aunado a que su efectividad se ha comprobado desde tiempos inmemoriales.

En ese sentido, explicó que la diferencia entre la herbolaria y la homeopatía radica en que ésta última se ayuda de la primera para la elaboración de la medicina, sólo que los extractos de las plantas se utilizan en microdosis; es decir, son diluciones de plantas.

Explicó que las tinturas de elementos del reino animal, vegetal y mineral son los principales ingredientes activos de la homeopatía, los cuales, al ser sometidos a diversos procesos de dilución, generan los famosos frascos con glóbulos de azúcar y alcohol, mejor conocidos como “chochos”.

Así, mientras que la homeopatía estimula el organismo de las personas para un óptimo funcionamiento, la herbolaría actúa de manera directa sobre la enfermedad.

La homeopatía, que cuenta con más de 200 años de existencia, utiliza el principio basado en que lo semejante se cura con lo semejante, para así fortalecer el cuerpo y lograr que éste cuente con las herramientas para sanarse a sí mismo.

De acuerdo con la Base de Datos Etnobotánicos de las Plantas Mexicanas, del Jardín Botánico de la Universidad Nacional Autónoma de México, existe referencia de alrededor de tres mil 500 plantas vasculares cuyo uso principal es medicinal, en tanto que el Instituto Mexicano del Seguro Social reporta alrededor de cuatro mil 400 especies medicinales.

En ese sentido, García Flores expuso que las personas consideran que la herbolaria es un tratamiento de largo plazo, pues depende más de las reacciones de cada individuo al medicamento, así como las modificaciones en su estilo de vida.

Explicó que la utilización de este tipo de curación requiere un cambio en los hábitos alimenticios de las personas, como eliminar de su dieta alimentos procesados o congelados que carecen de valor nutrimental.

Según explicó, entre las principales enfermedades por las que recurren las personas a la herbolaria están las relacionadas con el colesterol alto, triglicéridos, fibromialgias, artritis y osteoporosis, entre otras.

A su vez, abundó, la herbolaria, como cualquier tipo de medicina, tiene ramificaciones; es decir, que se subdivide en medicina galénica (que utiliza principios médicos alópatas), así fitoterapia práctica y química, en tanto que la forma de suministrarla también tiene diferentes variantes como tés, infusiones, cápsulas, emplastos, aromaterapia y cataplasmas.

Dijo que la herbolaria es muy popular en todo el país, pues mientras en las grandes urbes se acude a especialistas o terapeutas certificados, “en las zonas rurales las personas siguen visitando a los curanderos”.

Refirió que se requieren al menos dos años de estudio en materia de herbolaria para contar con reconocimiento por parte de la Secretaría de Educación Pública, y que “así como en la medicina alópata, en la medicina tradicional nunca se deja de aprender”.

Indicó que institutos educativos, como la Universidad Autónoma de Chapingo, imparten los estudios referentes a la misma desde hace ya 50 años, mientras que el Instituto Politécnico y la Universidad Nacional Autónoma de México han incluido recientemente a la herbolaria entre sus planes de estudios, debido a su efectividad y fácil acceso.

Expuso que la herbolaria mexicana es muy completa, capaz de curar diversas enfermedades, por lo que no habría necesidad de importar plantas medicinales de otras partes del mundo.

MÁS ESPECIALES
Frijol y maíz, en medio de revolución alimentaria ...
Hace 10 horas
Bebida adulterada, podría ser el último trago
Hace 1 día
Facias y faros, las piezas más cotizadas
Hace 2 días