Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Puntos Sobre La Íes

170 años después

Antonio Navalón
Antonio Navalón navalon.antonio@gmail.com
Hace 3 meses
Facebook Twitter Whatsapp

México tiene fama de contar con un gran sentido nacional. Sin embargo, para los estadounidenses ese sentido es alto pero folclórico, ya que consideran que nos falta profundidad a la hora de aplicarnos en lo que es mejor para nuestro país.

El secretario de la Defensa de Estados Unidos, Jim Mattis, asistirá a los festejos de nuestra independencia en el Zócalo capitalino. Y a diferencia de aquel 14 de septiembre de 1847 cuando el general Scott vio cómo la bandera de las barras y las estrellas se izaba en Palacio Nacional, ahora Mattis observará cómo se ondea la bandera tricolor frente a miles de mexicanos.

Sin embargo, así como sucedía desde hace 170 años la influencia estadounidense sigue condicionando y configurando nuestra realidad diaria.

Aunque además en estos tiempos al parecer es imposible dejar de lado a aquel fenómeno mundial llamado Donald Trump. Algo que por lo visto será muy difícil de superar para todos los países, pero sobre todo para el nuestro, ya que no nos ha dejado de atacar y eso sencillamente le ha salido gratis.

Viene el jefe del Pentágono y lo hace en un momento en el que todavía están frescas las ofrendas florales que conmemoran a los Niños Héroes en Chapultepec.

Y no es que ahora me esté asombrando porque 170 años al parecer no fueron suficientes para normalizar la relación entre México y Estados Unidos, sino que a diferencia de otros años nunca antes, desde James Polk, habíamos tenido que lidiar con un presidente que fuera tan xenófobo y antimexicano.

Por eso no sólo tengo mis reservas, sino mis reflexiones de que 170 años después mientras negociamos el TLC y mientras deciden si van a expulsar o no a nuestros dreamers, enfrentamos una situación que nos conduce a una pregunta elemental: ¿con qué nos quedamos los mexicanos a la hora de hablar con los representantes estadounidenses en medio de tanta cordialidad de ese gobierno y tanta hostilidad presidencial?

Porque tienen que venir y tenemos que ir, las relaciones bilaterales son muy importantes, pero también es importante el sentimiento de los pueblos.

Y en ese sentido, sería muy bueno que tanto aquí como allá fuéramos conscientes de que a diferencia de otros momentos ahora nos enfrentamos a un mandatario estadounidense que nos señala como los mayores culpables de los males económicos de su país.

Ahora Mattis, McMaster y Kelly son la garantía que tiene el mundo de que Trump podrá decir una infinidad de tonterías, pero no logrará consolidar muchas de sus locuras, aunque eso no resta la enorme sensibilidad que deberíamos tener en las relaciones que existen entre los dos pueblos.

@antonio_navalon

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Donald Trump Dreamers James Polk Jim Mattis TLC
RECOMENDADO
DE OFICIO REPORTERO / Raúl Sánchez Carrillo

De oficio reportero

Hace 2 años
Raúl Sánchez Carrillo
INDICADOR POLÍTICO / Carlos Ramírez

Como PRI, Morena compra los votos del hambre

Hace 2 años
Carlos Ramírez
PESOS Y CONTRAPESOS / Arturo Damm

Crecimiento y pobreza

Hace 2 años
Arturo Damm
ARTÍCULO Seguir Leyendo>
Capital

NSJP: La justicia de todos prometida/ IV

Capital