Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Columna

Así está hoy la Tierra

Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy ERHautordemo@capitalmedia.mx
Hace 2 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Fráncfort, Alemania.- A través de un mensaje vía WhatsApp un amigo de toda la vida me recomendó el sitio worldometers.info, un sitio donde aparecen estadísticas en tiempo real, el cual me pareció fascinante en vista de que ante mis ojos aparecen números que en muchos casos van cambiando a una gran velocidad.

Por ejemplo, cuando decidí congelar las imágenes del sitio para poder analizar los números con más calma eran las 16:00 horas (Centro de México), la población mundial era de 7 mil 525 millones 378 mil 545. Apenas 14 minutos después el número que apareció en la pantalla de mi Tablet indicaba que dicha población ya era de 7 mil 525 millones 380 mil 937. Es decir, que en 14 minutos nacieron 2 mil 392 bebés, casi 171 cada minuto, 10 mil 251 cada hora, 246 mil 34 en un día.

Pensemos todo lo que va a necesitar durante los próximos cinco años, antes de que idealmente empiece a ir a la escuela, cada uno de esos 246 mil 34 bebés que nacieron ayer. Cada uno de los 89 millones 802 mil 410 que nacieron durante los últimos 12 meses.

Seguramente van a necesitar un mínimo de alimentos, higiene y servicios de salud para no acabar siendo uno de los 5 millones 219 mil 865 niños menores de cinco años que perecen cada año por causas que podrían prevenirse.

En worldometers.info encontré otros datos que, a pesar de que ya los conozco, no dejan nunca de asombrarme: Ayer se fumaron 10 mil 443 millones 532 mil 667 cigarros. En lo que va del año han muerto 3 millones 90 mil 101 personas por causas directamente relacionadas con fumar tabaco, casi lo doble de las millón 562 mil 25 que sucumbieron por alcoholismo, sin que los gobiernos aparentemente hagan algo inteligente para promover que las personas no fumen y beban con moderación.

Que las violentas campañas contra el consumo de las drogas ilícitas han fracaso en todo el mundo queda en evidencia al ver el en lo que va del año los consumidores han gastado 247 mil 286 millones 28 mil 96 dólares para comprar marihuana, cocaína, opio, opiáceos y demás drogas prohibidas pero muy bien distribuidas. Me gustaría que algún funcionario mexicano o de cualquier lugar del planeta me explique cómo piensa ganarle la partida a organizaciones criminales trasnacionales que ganan casi 250 mil millones de dólares y dedican 50 por ciento de esa cantidad a corromper a quien puedan, incluidos ídolos del futbol y cantantes de banda, como se nos informó hace algunos días.

Finalmente, para que alguien se lo diga a los irresponsables que hoy gobiernan Estados Unidos y niegan el fenómeno del cambio climático: en lo que va del año se han perdido 3 millones 215 mil 61 hectáreas de selvas y bosques, 4 millones 328 mil 349 hectáreas se han perdido por la erosión y 7 millones 418 mil 648 hectáreas se han convertido en desierto. En total, casi 15 millones de hectáreas de tierras fértiles desaparecidas, de nuevo sin que los gobiernos hagan algo en serio para evitarlo.

ruizhealy@capitalmedia.mx

@ruizhealy

eruizhealy

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Cambio climático drogas ilícitas estadísticas tierras fértiles worldometers.info
RECOMENDADO
ARTÍCULO / Ruben Lara León

ISSSTE

Hace 1 año
Ruben Lara León

Rubalcava y Los Claudios

Hace 1 año
Javier García
CIUDAD CAPITAL / Javier García

Urgencia

Hace 1 año
Javier García
LA COYUNTURA Seguir Leyendo>
Vladimir Galeana

El síndrome del Aquimichú, o del dicho al hecho

Vladimir Galeana
  • #OPINIÓNCAPITAL