Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / El León No Es Como Lo Pintan

Berrinche o agresividad

Mario Alberto León
Mario Alberto León correowe5@correo.com
Hace 10 meses
Facebook Twitter Whatsapp

No se preocupe por el berrinche, ocúpese de lo que motiva hostilidad en su pequeño angelito. Es una recomendación de especialistas que sucumbe ante el “amor incondicional”, y bien puede ser una distorsionada instrucción cultural. La ciencia ha clasificado en seis grupos las posibles causas de la violencia y agresividad.

Tres son de origen interno: desórdenes de conducta, desorden de oposición desafiante y anormalidades cerebrales.

Los otros tres tienen relación con el entorno: exposición a la violencia, abuso infantil y la influencia de los medios de comunicación. Los matices son amplios y confusos, aunque la frustración es uno de ellos. Test. ¿Qué hizo cada vez que su “bebé” frunció el ceño; aventó cosas; se tiró al piso, mordió al hermanito o a usted mismo? Según especialistas, el dominio de la frustración debe ser inculcado y acompañado como aprender y caminar.

¿Si sus hijos saben identificar ese sentimiento, interpretarlo y deshacerse de él, lo felicito. Las lesiones emocionales deben ser prioridades. Pero si el amor de su vida muestra crueldad hacia los animales ¡Cuidado! Algo realmente grave está pasando. La mayoría de los padres de familia ocultan las señales de emergencia tras las faldas del cariño. Y eso con el tiempo puede transformar un “ayúdame” en agresiones a otros o a él mismo. No se trata de criticar, es entender otro aspecto de los lamentables hechos en el Colegio Americano del Noreste en Monterrey.

Porque el león no es komo lo pitan, resulta que parir y criar requiere orientación y diseño institucional, pero no hay políticas públicas para ello. Al final del día no se trata de querer más ni menos a un hijo, se trata de querer mejor.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS berrinche instrucción cultural padres de familia políticas públicas violencia y agresividad
RECOMENDADO
MOMENTO CORPORATIVO / Roberto Aguilar

Aeroméxico, plazos estratégicos

Hace 2 años
Roberto Aguilar
PESOS Y CONTRAPESOS / Arturo Damm

Otro disparate: impuesto a la herencia

Hace 2 años
Arturo Damm

La economía de los partidos políticos

Hace 2 años
Carlos Alberto Martínez
CIUDAD CAPITAL Seguir Leyendo>
Javier García

Información y transparencia

Javier García