Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Los datos duros

Caro Quintero, el perseguido

José Reveles
José Reveles joserev-demo@capitalmedia.mx
Hace 3 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Se les fue limpiamente hace cuatro años y medio. Por la puerta grande de Puente Grande salió Rafael Caro Quintero el 9 de agosto de 2013. No tuvo que horadar un túnel ni meterse en un carrito de lavandería y luego en la cajuela de un automóvil. No tuvo que salir disfrazado de policía federal en un falso operativo en prisión. Caro Quintero venció en juicio al Gobierno que lo había condenado a 40 años de cárcel.

Su defensa alegó, y un tribunal colegiado le dio la razón, que el más popular de los capos de los años 80 fue juzgado por autoridades federales por la supuesta comisión de delitos que eran del fuero común; que su sentencia de 40 años era ilegal, pues el máximo aplicable en el fuero común eran 30, y que por buena conducta y trabajos mientras estuvo prisionero, se le liberó cuando tenía 28 años encerrado.

¿Por qué hoy se le persigue obstinadamente, con afanes de extradición, para que purgue el resto de su existencia recluido en territorio estadounidense? ¿Por qué se le coloca en la lista de los 10 enemigos más buscados por el FBI, y ya antes por la DEA y la CIA?

Hay varias razones:

– Porque se le atribuye el secuestro, tortura y muerte del exagente de la DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos) y del piloto mexicano Alfredo Zavala Avelar, colaborador de “Kiki” Camarena, ocurridos en febrero de 1985. El acusado, hombre nacido hace 66 años en Badiraguato, Sinaloa, niega el crimen y cree incluso que el agente seguía vivo años después.

2.-Según Washington, Caro Quintero volvió al liderazgo en el tráfico de todo tipo de drogas, ahora en el Cártel de Sinaloa, e incluso pudo haber sido útil para los reacomodos en el grupo y para la captura, por tercera ocasión, de Joaquín Guzmán Loera, apodado “El Chapo” y quien en su juventud fuera empleado de Caro, cinco años y medio mayor que él.

3.-Al crimen de Camarena, anunciaron altos funcionarios del FBI, de la DEA, del Departamento de Estado y del US Marshall, se agrega ahora la acusación por ser Caro “dirigente de una empresa criminal continua” que habría traficado marihuana, heroína, metanfetaminas y cocaína a Estados Unidos y otros países, entre 1980 y 2017.

4.-Con la imputación se anunció también una recompensa de 20 millones de dólares para quienes suministren datos seguros para la captura de Caro Quintero. No hay precedente histórico de una cantidad tan grande como recompensa, excepto en el caso de un terrorista de Al Qaeda y un ruso que atentó contra un avión en el que perdieron la vida más de 200 personas.

“Nuestra oferta de 20 millones refleja el compromiso del Departamento de Estado con el amplio esfuerzo para rastrear a Caro Quintero”, dijo James Walsh, subsecretario adjunto.

Lo que no mencionó Estados Unidos es que Caro Quintero fue apoyado por ese país para establecer una agroindustria capaz de producir miles de toneladas de marihuana. Rancho El Búfalo se conoció a esa propiedad en Chihuahua, donde en 1984 fueron encontrados cerca de 13 mil campesinos pobres obligados a trabajo esclavo, que habían sido reclutados con ofertas de salarios de fábula en varios estados del país. Se incautaron 11 mil toneladas de cannabis.

El dinero obtenido de la droga iría a la misma caja del operativo Irán-Contras para comprar armas y apoyar a los antisandinistas de Nicaragua, durante el gobierno de Ronald Reagan. La CIA, según versiones recientes, habría matado a Camarena por haber descubierto la trama. Perseguir a Caro Quintero implica también silenciarlo.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS autoridades federales DEA (Agencia Antidrogas de Estados Unidos) James Walsh Joaquín Guzmán Loera Rafael Caro Quintero
RECOMENDADO

La economía de los partidos políticos

Hace 2 años
Carlos Alberto Martínez

Al crecimiento económico de México le falta una pieza clave ...

Hace 2 años
José Luis Romero Hicks
ARTÍCULO / Capital Digital

El dolor más grande

Hace 2 años
Capital Digital
DE OFICIO REPORTERO Seguir Leyendo>
Raúl Sánchez Carrillo

Cárcel a pide “Moches”

Raúl Sánchez Carrillo