Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / 

Catar: una desproporcionada e inaudita crisis diplomática

René Palacios
René Palacios corrsdfgeo6@correo.com
Hace 6 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Acusándolo de promover el terrorismo, siete países del Medio Oriente rompieron relaciones diplomáticas con Catar. Encabezados por Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos, Baréin, Egipto, Libia, Maldivas y Yemen han pretendido aislar por completo al pequeño país ubicado en el golfo Pérsico. Una primera aproximación para entender este incidente implica tener claro que en la región existe una disputa por la hegemonía política entre el Islam sunita encabezado por Arabia Saudita y el Islam chiita encabezado por Irán. En este contexto Catar es parte de la zona de influencia sunita, pero a diferencia de Riad, Doha ha impulsado una política exterior que tiende puentes con los iraníes. Algo similar han hecho otros países de la región –como Omán y Kuwait– que curiosamente no se han unido al boicot diplomático contra Catar que ha promovido Arabia Saudita.

Otro pecado de Catar es sin duda su ambición. Se trata de un país diminuto aunque con una gran riqueza petrolera, que tiene pretensiones geopolíticas que claramente exceden sus dimensiones demográficas. Catar será la sede de un mundial de futbol, tiene en Catar Airways a la segunda línea aérea de la región que además se da el lujo de patrocinar al club de futbol Barcelona, cuenta con la cadena de televisión más influyente del mundo árabe, Al Jazeera. En suma, Catar se ha salido del huacal y ha querido seguir un camino independiente al de los gigantones que pretenden dominar esa región del Islam sunita, como Egipto y, especialmente, Arabia Saudita. Al ser Catar un aliado histórico de occidente y de los saudíes y al ser sede de una de las bases más importantes de Estados Unidos en la región es de esperarse que esta crisis diplomática, de innegable gravedad por lo demás, terminará de una o de otra manera, por encontrar una solución.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Al Jazeera Catar Islam chiita Islam sunita medio oriente
RECOMENDADO
DE OFICIO REPORTERO / Raúl Sánchez Carrillo

De oficio reportero

Hace 2 años
Raúl Sánchez Carrillo
ARTÍCULO / Jorge Garduño

Campañas de lodo

Hace 2 años
Jorge Garduño
PESOS Y CONTRAPESOS / Arturo Damm

Impuestos y estado de derecho

Hace 2 años
Arturo Damm
INDICADOR POLÍTICO Seguir Leyendo>
Carlos Ramírez

Como PRI, Morena compra los votos del hambre

Carlos Ramírez