Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / 

Con esos amigos, para qué quiero enemigos

René Palacios
René Palacios corrsdfgeo6@correo.com
Hace 4 meses
Facebook Twitter Whatsapp

El anunció hecho esta semana por la administración de Donald Trump de que para reforzar la seguridad en la frontera sur se emplearían efectivos militares, contrasta con la postura adoptada por Kirstjen Nielsen, la secretaria de Seguridad Interior del Gobierno estadounidense, quien hace apenas una semana y en una visita oficial a nuestro país calificó como de extremadamente importante la valoración que Washington tiene de su relación con México. 

En aquella ocasión Nielsen dijo, y cito textualmente, que “Nadie debería de subestimar la fuerza y el compromiso de Estados Unidos en la alianza que existe con México. Somos vecinos, somos aliados, somos amigos”. Con estos hechos sobre la mesa, habría que preguntarse en qué dimensión de la realidad, un despliegue militar a lo largo de la frontera entre dos naciones se puede leer como un acto de amistad, porque para acabarla de amolar, resulta que fue la propia Nielsen la que anunció que Donald Trump firmaría la noche del miércoles la orden ejecutiva para que la Guardia Nacional se desplegara en la frontera. 

Más allá de la constatación de las tendencias esquizofrénicas de la secretaria Nielsen, característica esta última que parece ser un requisito sine qua non para ser integrante del gabinete de Trump, habría que concluir que ¡Qué bueno que somos amigos de Estados Unidos! ¡No me quiero imaginar qué ocurriría si fuéramos sus enemigos! 

La postura bravucona del presidente estadounidense está dirigida al sector radical que constituye el núcleo del electorado que lo llevó a la Casa Blanca y está motivada por los planes reeleccionistas de Trump. Sin embargo, el poder encontrar la lógica política del actuar del polémico empresario no le hace más fácil al Gobierno mexicano seguir mirando hacia otro lado cada que a Trump se le ocurre agarrar a México como su piñata personal, y en este sentido, cada vez son más las voces que claman que todo tiene un límite. 

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Casa Blanca Donald Trump Guardia Nacional Kirstjen Nielsen secretaria de Seguridad Interior del Gobierno estadounidense
RECOMENDADO
ARTÍCULO / Capital Digital

El dolor más grande

Hace 2 años
Capital Digital
MOMENTO CORPORATIVO / Capital Digital

Peñoles ¿soportará la coyuntura?

Hace 2 años
Capital Digital

Toma y daca por la educación

Hace 2 años
Capital Digital
INDICADOR POLÍTICO Seguir Leyendo>
Carlos Ramírez

A 40 años: mitos y realidades del Excélsior de Julio Scherer

Carlos Ramírez