Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Pesos Y Contrapesos

¿Destrucción = creación de riqueza?

Arturo Damm
Arturo Damm correo2345@correo.com
Hace 2 meses
Facebook Twitter Whatsapp

La destrucción que causó el terremoto, y la reconstrucción que tendrá lugar, me recordó el texto de Federico Bastiat (hasta hoy, junto con Henry Hazlitt, el más claro y más ameno economista que haya vivido) titulado La Ventana Rota, en el cual refuta, con una claridad envidiable, la falacia relacionada con los supuestos efectos económicos beneficiosos de las guerras, ya que, dada la destrucción que ocasionan, son buenas para la actividad económica, porque todo lo destruido tendrá que ser reconstruido, incentivándose por ello la producción, que es la variable con la que se mide el crecimiento económico.

Entonces: destrucción igual a más producción, más producción igual a mayor crecimiento económico, lo cual es bueno. ¿De veras?

Sin duda alguna que, todo lo relacionado con la industria de la construcción, dada la reconstrucción que tendrá lugar, recibirá un impulso que, sin la necesidad de reconstruir, no hubiera recibido, impulso que puede beneficiarla. Sin embargo, la reconstrucción tendrá como fin, no crear nueva riqueza, sino reponer la que, por obra y gracia del terremoto, se destruyó, lo cual, en el mejor de los casos, y si bien nos va, dará como resultado volver a estar como estábamos antes del mismo. La reconstrucción supondrá reponer riqueza que se destruyó, no crear nueva riqueza, recordando que la riqueza consiste en los bienes y servicios con los que satisfacemos nuestras necesidades, formando parte importante de la misma las casas, los departamentos y demás tipos de alojamientos.

De no haber tenido lugar el terremoto, de no haber tenido lugar la enorme destrucción que ocasionó, de no tener la necesidad de reconstruir lo destruido, todos los recursos que se destinarán a reponer esa riqueza destruida se podrían destinar a la creación de nueva riqueza, a la construcción de nuevos alojamientos, a avanzar y no, como tendrá que suceder, a no retroceder. Como lo preguntaría el gran Bastiat: ¿qué se dejará de producir por tener que reponer lo que el terremoto destruyó? ¿Cuál será el costo de oportunidad de la reconstrucción?

arturodamm@prodigy.net.mx

@ArturoDammArnal

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS bienes y servicios Federico Bastiat Henry Hazlitt mayor crecimiento económico terremoto
RECOMENDADO
CIUDAD CAPITAL / Javier García

Los vehículos, otra vez

Hace 1 año
Javier García
PUNTOS SOBRE LA ÍES / Antonio Navalón

Y la sangre llegó

Hace 1 año
Antonio Navalón
LA COYUNTURA / Vladimir Galeana

Las negociaciones

Hace 1 año
Vladimir Galeana
NOMBRES DE CAPITAL Seguir Leyendo>
Jaime Nuñez

Ecolab, ejemplar

Jaime Nuñez