Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / 

El ser-ahí en Balderas

REDACCIÓN
REDACCIÓN capitaldemexicointernet@gmail.com
Hace 2 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

Carlos Rojas Martínez/ MOCHOS Y CULTOS

En la mitad del siglo XX varios filósofos se dieron a la tarea de investigar qué significaba ser mexicano, investigar juntos y de la mano; a través de sus obras académicas, conferencias, tertulias y artículos periodísticos y de divulgación intentaron responder a la pregunta ¿qué es eso llamado México? Hubo muchas e interesantes aproximaciones y reacciones, El laberinto de la soledad se publicó en 1950.

Este grupo de intelectuales “mexicanos” fue conocido como “El Hiperión”: Villoro, Uranga, Portilla, Guerra, Vega, Reyes, Sánchez y Zea. Duró lo que duró, de 1948 a 1952/53, aunque estas fechas son engañosas, venían de una tradición y formación tipo Samuel Ramos, Alfonso Reyes, José Gaos y Ortega y Gasset, y provocaron e incitaron a las posteriores generaciones, La jaula de la melancolía la escribió en 1987 un nada condescendiente y muy ácido Roger Bartra.

Existencialismo, fenomenología, dialéctica, conocimiento de las obras de arte universal, amantes de la poesía y de la literatura en general. Querían demostrarse a sí mismos, y a los demás, que el mexicano podía ser referente de la humanidad desde su (im)propia circunstancia, el ser-ahí en Balderas, arrojado al devenir del Metro, el existencialismo que Rockdrigo González comparó con un perro en el Periférico.

(Se encuentra en la internet “El Hiperión y su tiempo”, artículo que Guillermo Hurtado escribió para la Enciclopedia Electrónica de la Filosofía Mexicana, en él están las generalidades del colectivo aludido.)

Emilio Uranga, uno de estos hiperiones, escribió en periódicos y revistas, criticó la vida política e intelectual del país, a través de su aguda pluma nos damos cuenta del tiradero nacional de los 60, 70 y un poco de los 80; filósofo que trató de llevar sus ideas a la práctica, pero la práctica está cabrona.

El 8 de septiembre se celebra el día del periodista y también comienzan las campañas para el proceso electoral 2018, por eso quise recordar en este mes patrio (Donald) al autor de Análisis del ser del mexicano y al grupo que lo acompañó en la aventura del pensamiento sobre lo que somos, fuimos y seremos; escribió Emilio Uranga un texto para la Revista Americana en 1976 que intitula “¿Qué es y quién es la conciencia política de la República?”, terminó descontextualizando las palabras del también filósofo heideggeriano:

“Resulta extraño considerar que un Presidente es a la vez la conciencia de la República, sino que muy a menudo, ¡ay! es más bien su inconsciencia, no en el sentido freudiano, sino en el común y corriente”.

@CalicheCaroma

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS El laberinto de la soledad Emilio Uranga Existencialismo Guillermo Hurtado Rockdrigo González
RECOMENDADO
CIUDAD CAPITAL / Javier García

Ganaría Morena

Hace 1 año
Javier García
DICEN / Capital

Que la SCJN rechazó atraer el caso Gordillo

Hace 1 año
Capital
NOMBRES DE CAPITAL / Jaime Nuñez

Crecimiento tapatío

Hace 1 año
Jaime Nuñez
Roberto O’Farrill Corona

Mártir del matrimonio

Roberto O’Farrill Corona