Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / 

¡Cuidado!, chavorrucos sin control

Elizabeth Palacios
Elizabeth Palacios autordemoep@capitalmedia.mx
Hace 2 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Cuando tenía 16 solía correr de un lado a otro de la escuela sólo para ver de lejos al chico que había imitado su corte de cabello y tenía a todas las niñas babeando por él. Era 1990 y ese jovencito escuálido no tenía nada que ver con el físico de mi ídolo, lo único que hacía eraparecerse al máximo ídolo del rock (y de las chicas).

Pasaron tres años desde que U2 había lanzado el disco que le dio fama internacional. Tenía el mundo a sus pies, hombres y mujeres esperando ansiosos verle en un escenario, y yo no era la excepción. En 1991, con el ZooTV tour, pude cumplir mi sueño.

Han pasado 26 años desde que vi en vivo a Bono, el vocalista de U2, agrupación que esta semana anunció algo que casi provoca un infarto entre los de mi generación: un concierto conmemorativo en México, por el 30 aniversario del que fuera el disco más recordado de la banda irlandesa: The Joshua tree.

Si lees esto y eres millennial es probable que la única canción que conozcas de U2 sea “With or without you” y esa es una canción que formó parte del célebre disco.

Aunque para mí sería la cuarta vez que podría escuchar a la que fuera mi banda favorita en la adolescencia, en cuanto me enteré, corrí a mandar un Whatsapp a mi hermano —menor que yo, pero con la madurez que yo no he alcanzado como para tener una tarjeta de crédito y conservarla–. Bastó una foto del cartel promocional del concierto y cuatro palabras: “¿somos chavorrucos o payasos?”

Pelearíamos como en los viejos tiempos por conseguir un boleto en la dura batalla de la preventa, esa vorágine que satura el sistema y paraliza las oficinas godínez donde ahora los chavorrucos pasamos nuestros tristes días de madurez.

A la mitad de la semana entrante sabremos quiénes lograron salir victoriosos, empuñando en alto como señal del triunfo, sus boletos (una captura de pantalla del mail de confirmación) para el concierto que promete ser el evento de 2017, porque U2 sí tocará dentro de cuatro meses, no como Depeche Mode, que hizo una preventa con más de un año de anticipación, ¿quién puede pensar a tan largo plazo? ¡Por Dios! Somos cuarentones chavorrucos, no nos pidan tanto compromiso.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Bono Elizabeth Palacios ídolo del rock The Joshua Tree U2 ZooTV tour
RECOMENDADO
La Coyuntura / Vladimir Galeana

Desmemoria histórica

Hace 1 día
Vladimir Galeana
Momento Corporativo / Roberto Aguilar

Veolia y Promecap, duro contra la basura

Hace 3 meses
Roberto Aguilar

¿Calzada es el tapado?

Hace 7 horas
Gustavo Rentería
Indicador Político Seguir Leyendo>
Carlos Ramírez

Detrás de Trump-Charlottesville e ISIS-Barcelona, realidad oculta

Carlos Ramírez