Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Pesos Y Contrapesos

Estado de chueco: botón de muestra

Arturo Damm
Arturo Damm correo2345@correo.com
Hace 9 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Defino al Estado de Derecho como el gobierno de las leyes justas, siendo justas las leyes que reconocen plenamente, definen puntualmente y garantizan jurídicamente los derechos de las personas. Uno de los problemas que enfrentamos en México es que el Estado de Derecho no pasa de ser un Estado de chueco, ya sea porque las leyes son injustas, ya sea porque no se respetan. Botón de muestra lo tenemos en el caso de los futbolistas agresores.

En el artículo 21 del Reglamento de Sanciones de la Federación Mexicana de Futbol, se lee que “son faltas que ameritan sanción y la multa correspondiente, las que a continuación se mencionan y que acontezcan antes, durante y/o después del partido: (…) h) Agredir a un Oficial dentro de la cancha o terreno de juego, pasillos y/o vestidores. 1 a 8 partidos de suspensión y 450 días de salario mínimo (…) i) Escupir a un Oficial de partido. 1 año de suspensión y 450 días de salario mínimo”.

Pablo Aguilar, jugador del América, le dio un cabezazo al árbitro (algo más grave que escupirle) y Enrique Triverio, jugador del Toluca, le dio un manotazo en el pecho al silbante (algo más grave que escupirle), agresiones que, según el Reglamento, ameritan un año de suspensión y la multa de 450 salarios mínimos.

Sin embargo, la Comisión Disciplinaria originalmente los castigó con sólo 10 partidos de suspensión para Aguilar y ocho para Triverio, castigo que apeló la Asociación Mexicana de Árbitros, apelación que ganó, por lo que la Comisión cambió el castigo por un año de suspensión y multa de 450 salarios mínimos, lo que debería haber hecho desde el principio (aceptando que cabezazos y manotazos son faltas más graves que escupitajos), y que no hizo, muestra del Estado de chueco.

Al margen de lo anterior, está la cuestión de si un año de suspensión es el castigo justo por agresiones que supongan contacto físico: escupitajo, cabezazo, manotazo, etcétera. Usted lector, ¿qué cree?

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Asociación Mexicana de Árbitros Enrique Triverio Estado de Derecho futbolistas agresores Reglamento de Sanciones de la Federación Mexicana de Futbol
RECOMENDADO
ARTÍCULO / Ruben Lara León

Discriminados

Hace 2 años
Ruben Lara León
PUNTOS SOBRE LA ÍES / Antonio Navalón

Una catástrofe llamada Venezuela

Hace 2 años
Antonio Navalón

Brexit y sus implicaciones

Hace 1 año
Carlos Alberto Martínez
CIUDAD CAPITAL Seguir Leyendo>
Javier García

Evidencia

Javier García