Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / 

La cultura del share elizabeth palacios armas químicas, Donald Trump, Estado Islámico, Internet, Siria

Elizabeth Palacios
Elizabeth Palacios autordemoep@capitalmedia.mx
Hace 2 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Hace unos días se hizo viral en Internet un video de un supuesto ataque con armas químicas que habría costado la vida a un número considerablemente alto de menores en Siria.

Al día siguiente, Donald Trump anunciaba una ofensiva bélica, la primera de su mandato, como una supuesta reacción contra el Estado Islámico por este ataque.

Las redes sociales se incendiaban, la gente no se cansaba de poner caritas de tristeza, de enojo, de llanto. Y tras el requerido emoticono, el consiguiente acto revolucionario de compartirlo, con frases e indignación, oraciones vinculadas a diversas creencias religiosas, o nuevamente emoticonos que intentaban expresar emociones ante la barbarie. Después, nada.

A continuar con la vida, tal vez lo siguiente que se compartiría sería un meme, una nota falsa, un concierto, la fiesta de cumpleaños de tu amigo, o la frase motivacional con filtros y tipografía bien cuidada. Después, nada, la gente simplemente se fue a dormir.

Mientras ellos soñaban, los precios del petróleo se disparaban hacia las nubes pues Trump, apostaba como han hecho sus antecesores, por la guerra para recuperar la popularidad perdida.

Nadie cuestiona, nadie investiga, nadie verifica. Compartir es la cultura de nuestra cotidianidad. Compartimos todo, lo mismo nuestro desayuno que la guerra, nuestra vida sentimental o nuestros miedos, nuestras fobias o nuestras filias. Total, ¿somos “dueños” de nuestra personalidad en redes no? ¿A quién le importa? Si tras compartir la foto con filtros del jugo verde que ni nos gusta, decidimos comernos unos tacos de dudosa procedencia en la esquina, ¿a quién le importa si el ataque con armas químicas mató a miles de personas o apenas a unas cuantas? ¿Quién se va a poner a investigar si las cifras reportadas por los servicios de inteligencia norteamericanos eran abismalmente diferentes que las de los europeos? En la cultura de la inmediatez de las redes sociales, al parecer, a muy pocos.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS armas químicas Donald Trump Estado Islámico Internet Siria
RECOMENDADO
Momento Corporativo / Roberto Aguilar

Banco del Bajío, todo contra ciberataques

Hace 4 horas
Roberto Aguilar
CIUDAD CAPITAL / Javier García

Influyentismo

Hace 1 año
Javier García
LA COYUNTURA / Vladimir Galeana

El debate

Hace 9 meses
Vladimir Galeana
Pesos Y Contrapesos Seguir Leyendo>
Arturo Damm

Expandir el mercado interno, ¿cómo?

Arturo Damm