Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / ARTÍCULO

Los Grandes Planes de América del Norte

Earl Anthony Wayne
Earl Anthony Wayne correo2342340d@correo.com
Hace 2 años
Facebook Twitter Whatsapp

Cuando los presidentes Enrique Peña Nieto y Barack Obama se reúnan el 29 de junio con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, para la Cumbre de Líderes de América del Norte (NALS) en Ottawa, enfrentarán dos difíciles tareas. La primera será explicar por qué la cooperación entre los tres países es un asunto de gran valor. La segunda será aprobar un plan de acción que producirá buenos resultados para el crecimiento económico, la seguridad mutua, el medio ambiente y la cooperación internacional.

COLABORACIÓN ESPECIAL. PUEDES LEER EL TEXTO ORIGINAL EN INGLÉS EN THE NEWS. DA CLIC AQUÍ

Desde que México fuera el país huésped de la Cumbre “Tres Amigos” en 2014, el debate político en los Estados Unidos se ha concentrado críticamente en la cooperación entre los países del continente, aderezado con retórica tóxica dirigida hacia México. Los líderes se reunirán mientras el voto del Reino Unido tambalea el modelo de profunda cooperación de la Unión Europea y las tres economías de América del Norte necesitan más crecimiento y mejor rendimiento. Al mismo tiempo, la colaboración y el entendimiento entre los tres gobiernos ha mejorado significativamente, y la conectividad entre sus economías se ha profundizado. Los intercambios económicos entre Estados Unidos, México y Canadá representa una cantidad de 1,200 billones de dólares anualmente, con 8,500 millones invertidos por los tres países en las economías de sus vecinos, mientras que la cooperación no económica es también vasta.

La colaboración entre los países de América del Norte puede convertirlos en entidades más competitivas dentro de la economía mundial y puede conllevar un gran beneficio mutuo al trabajar conjuntamente en la protección del medio ambiente, aumentar la seguridad energética y combatir el crimen y otras amenazas. Los tres líderes deven confrontar las críticas injustas mediante una visión clara de cómo una profunda cooperación puede beneficiar a los ciudadanos de estos países.

Canadá y México compran más de los Estados Unidos que cualquier otro país en el mundo. Cerca de 14 millones de empleos en los Estados Unidos depende de ventas hacia estos dos países. Las cadenas integradas de producción de América del Norte significan, por ejemplo, que un producto manufacturado terminado que viaje desde México hasta los Estados Unidos tiene hasta 40 por ciento de su valor formado por transacciones del país del norte. Ese total es mucho más contenido de los Estados Unidos que de cualquier otro país. Un artículo publicado recientemente señaló que un Honda CRV producido en Jalisco, México, tiene un motor y una transmisión hechos en los Estados Unidos y que 70 por ciento de su valor se origina en ese país y en Canadá. Además, están los productos manufacturados y servicios que los Estados Unidos venden a México y Canadá. Canadá es el segundo destino más importante para la exportación de veinte estados de Estados Unidos. Y, por supuesto, muchos millones de empleos canadienses y mexicanos dependen en el intercambio económico y la inversión con los Estados Unidos, que es por mucho el mayor comprador de exportaciones provenientes de estos dos países.

Hay demasiados trabajadores de los Estados Unidos que han visto desaparecer buenos trabajos, pero las causas de esto son muy complejas y parecen estar cercanamente asociadas con la competencia con China y las nuevas tecnologías que afectan los procesos de manufactura. Parece claro que los ajustes en las industrias y los programas de reentrenamiento en los Estados Unidos están dejando demasiados trabajadores atrás. Pero probablemente ser capaz de diversificar las cadenas de producción en América del Norte ha salvado trabajos en los Estados Unidos que de otra manera se hubieran perdido a China, y el creciente intercambio entre los países de América del Norte también ha generado más empleos para este país. El intercambio económico de los Estados Unidos con México ha crecido más de 35 por ciento desde 2010. Además, hay varios pasos que los gobiernos deben tomar en relación a sus fronteras, con mueva tecnología, infraestructura y cooperación más cercana en cuanto a regulaciones, procesos y planeación que puede ahorrar miles de millones de dólares para América del Norte, abriendo el camino para costos reducidos para los consumidores y mejores resultados con otros productores alrededor del mundo. Por esta razón, este junio 29 los líderes de estos tres países deben pintar una visión clara y atrayente de cómo la cooperación económica ayudará a estos países, además de proveer a sus equipos con una agenda de trabajo vigorosa, con fechas límite, para continuar el trabajo de producir mejores resultados económicos.

Los tres líderes también necesitan enfocarse en la seguridad de sus fronteras, a través de una más profunda cooperación de inteligencia y cumplimiento de la ley, trabajando sobre el progreso que se ha hecho en los últimos años. En la frontera de Estados Unidos con México, por ejemplo, hemos visto una mejor cooperación en relación al combate contra el crimen, la violencia y la inmigración, además de un tremendo cambio en los flujos de migrantes, con más mexicanos regresando a su país nativo que viajando a los Estados Unidos. Y los oficiales mexicanos han estado trabajando en el problema del flujo de migración desde América Central hacia el norte. Tanto Canadá como México han dejado en claro su deseo de reforzar la colaboración contra el terrorismo. Los tres países pueden mejorar su trabajo cooperativo para combatir redes criminales y ataques cibernéticos. También tenemos un plan para construir una defensa continental para el beneficio de los tres países. Por esto, los tres líderes deberán enviar un mensaje firme con acciones concretas, enfocado a aumentar la seguridad del continente.

Una de las áreas que más necesita de esta cooperación es la relacionada con la producción y distribución de opiáceos. Las adicciones se han disparado en las comunidades de los Estados Unidos. Los cárteles de la droga promueven una mayor producción de opio en comunidades mexicanas y crean violencia y corrupción a lo largo de las cadenas de distribución. El público de América del Norte agradecería que sus gobiernos enfrentaran mejor este terrible fenómeno.

Los tres países tienen una oportunidad sin precedentes para forjar una nueva manera de acercarse a la lucha contra el cambio climático y para asegurar la seguridad energética. Las reformas energéticas en México, nuevas tecnologías no convencionales de gas y petróleo desarrolladas en los Estados Unidos y el enfoque medioambiental del nuevo gobierno de Canadá pueden ayudar a hacer esto posible. Una mejor cooperación para apoyar el desarrollo de largo plazo de fuentes de energía y para preservar nuestro medio ambiente significaría que los consumidores de América del Norte podrían tener reservas energéticas más seguras y economías más sustentantes.

El continente también se ha convertido en un modelo de cooperación regional medioambiental en el mundo. El 29 de junio, los líderes de estos tres países pueden desarrollar una visión y un plan de trabajo para concretar esto. También pueden mejorar la cooperación internacional relacionada con otros asuntos, como apoyar a América Central y su lucha contra la violencia y la pobreza, apoyar las operaciones de paz de las Naciones Unidas, trabajo relacionado con la G20 y otros desafíos regionales.

Todo esto representa mucho por cubrir durante la Cumbre de Líderes de América del Norte, pero la agenda refleja la relación compleja y vital entre los países que conforman América del Norte. Los tres gobiernos pueden presentar un modelo que respete la soberanía de cada uno al mismo tiempo que cree oportunidades de colaboración que ayuden a esto países a prosperar y a reforzar su seguridad en un mundo lleno de competencia y amenazas.

Earl Anthony Wayne es un diplomático que sirvió como Embajador de los Estados unidos en México de agosto de 2011 a julio de 2015. Actualmente es miembro del Woodrow Wilson International Center for Scholars en Washington, D.C. en Política Pública.

 

 

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
RECOMENDADO
DICEN / Capital

Que la candidata de la alianza PRI-PVEM-Panal-PT...

Hace 2 años
Capital
DICEN / Capital

Que quien ha hecho un coraje...

Hace 2 años
Capital
DICEN / Capital

Que bajo la mirada de la autoridad electoral...

Hace 2 años
Capital
Capital

Que entre las consecuencias de los comicios...

Capital