Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Pesos Y Contrapesos

Multiplicación del ingreso

Arturo Damm
Arturo Damm correo2345@correo.com
Hace 3 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

Con el ingreso generado se puede hacer lo siguiente: 1) gastarlo (comprar bienes y servicios); 2) regalarlo (donarlo a alguna buena causa); 3) atesorarlo (guardarlo en la caja fuerte); 4) multiplicarlo (ya sea invirtiendo, directa o financieramente, ya sea especulando, desde comprando billetes de lotería hasta participando en los mercados secundarios de las bolsas de valores). Posibilidades: gastarlo, regalarlo, atesorarlo, multiplicarlo.

Centro la atención en esta última posibilidad, la multiplicación del ingreso, que puede hacerse, o por medio de la inversión, o a través de la especulación.

La inversión puede ser, o financiera, o directa. Una inversión financiera implica que X le presta su dinero a Y a cambio del interés que Y le pagará. El pago de interés es lo que hace posible la multiplicación del dinero de X. Una inversión directa significa que X destina su dinero a abrir una empresa, a poner un negocio, para producir bienes y servicios, ofrecerlos a los consumidores, con la intención de venderlos a un precio que le permita recuperar sus costos de producción, incluida la ganancia normal, misma que, de obtenerse, hace posible la multiplicación del dinero de X. El fin de cualquier inversión, financiera o directa, es la multiplicación del dinero.

La especulación supone comprar algún bien a un precio X con la intención de venderlo a un precio X + N, siendo N la ganancia que hace posible la multiplicación del dinero, tal y como sucede en los mercados secundarios de las bolsas de valores, en los cuales el bien que se vende y compra son acciones.

¿Qué tan rentables son estos mercados? Respondo analizando lo sucedido, hasta el día de ayer, en la Bolsa Mexicana de Valores, según el comportamiento del Índice de Precios y Cotizaciones, que muestra el desempeño del mercado accionario en su conjunto, calculándose a partir de las variaciones de los precios de una muestra representativa de acciones. Ganancia real en un año: 4.34 por ciento. En cinco: 5.27. En diez: 8.86. Esta multiplicación del dinero, ¿es aceptable?

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Bolsa Mexicana de Valores bolsas de valores especulación Índice de Precios y Cotizaciones inversión financiera
RECOMENDADO
Momento Corporativo / Roberto Aguilar

Veolia y Promecap, duro contra la basura

Hace 2 meses
Roberto Aguilar

El futuro de las exportaciones

Hace 10 meses
Carlos Alberto Martínez
La Coyuntura / Vladimir Galeana

Fiscal anticorrupción

Hace 4 meses
Vladimir Galeana
La Coyuntura Seguir Leyendo>
Vladimir Galeana

Las pifias del INE

Vladimir Galeana