Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / El León No Es Como Lo Pintan

Nueva arma de terror

Capital Digital
Capital Digital redessociales@capitalmedia.mx
Hace 10 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Armas largas, cuchillos, machetes y unidades pesadas. Furgonetas, de preferencia.

Nada sofisticado. Así se gana tiempo, más una tarjeta de crédito, mismo efecto: dolor, por la muerte y las heridas; desconfianza, por la aparente ineficacia de autoridades y horror, ante la vulnerabilidad de ser un objetivo. A esa ecuación habrían llegado los terroristas obligados por la pérdida de dramatismo que en algún momento se logró con la difusión de sus actos por televisión, ante la aplastante concreción de las redes sociales; y también por el cerco que las agencias de seguridad han estrechado sobre el accionar de extremistas tras el 9/11. Pero lo cotidiano en manos maquiavélicas se volvió “aliado”.

Así los atropellamientos masivos suman hasta el viernes 8, en cinco naciones, en un año. Los blancos: Barcelona y Cambril; París y Niza; Londres, en dos ocasiones; Berlín y Estocolmo. Pero el león no es komo lo pintan y a la nueva estrategia del terror no podemos otorgarle todo el mérito. Como siempre hay que ver a la autoridad. En el caso de Barcelona,  Ada Colau, la alcadesa, está en el banquillo por desoír al Ministerio del Interior Español que aconsejó colocar barreras físicas para evitar un atentado como, hace dos julios, en Niza. Para evitar “bolardos” o “pistones” en zonas vulnerables como La Rambla, se alegaron cuestiones como la movilidad de mercancías o paso a servicios de emergencia y de limpia.

En su lugar se optó por redoblar la presencia de los Mossos d´Esquadra o policía de la Generalitat. Y si nos apuramos, a ultranza de lo evidente, el sospechosismo apunta al reúso del terrorismo como arma de Estado para presionar o redireccionar a la opinión pública. El resultado de esta ecuación: más de 130 vidas cegadas, 261 marcadas por heridas y el extremismo islámico reivindicado como el enemigo actual de toda la humanidad.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS “terroristas” Ada Colau Generalitat Mossos d´Esquadra opinión pública
RECOMENDADO

El PRD cambia o desaparecerá

Hace 2 años
Gustavo Rentería
PUNTOS SOBRE LA ÍES / Antonio Navalón

¿Bipartidismo en México?

Hace 2 años
Antonio Navalón

México en el contexto global

Hace 2 años
Ma. del Carmen Díaz
Capital Digital

Limitaciones en el crecimiento económico

Capital Digital