Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Columna

Pulso Financiero

Capital
Capital capitalmexicointernet@capitalmedia.mx
Hace 3 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

MARCELO LARA

La reforma energética en nuestro país establece la liberación de manera gradual del mercado de combustibles para vehículos automotores a gasolina y diésel. Se irán extendiendo permisos a terceros para el expendio al público de combustible, y qué terceros, pues estamos hablando de titanes en el tema de combustibles, por lo que se verán estaciones despachadoras distintas a la franquicia de Pemex, como Exxon, Mobil y Shell. Sin embargo, las reglas del juego al inicio marcan que serán surtidas con gasolina y diésel producido por Pemex y para este 2017 se podrá importar y exportar combustible en México.

Estamos hablando que cualquier empresa podrá vender sus marcas, incluso hasta importar gasolinas para ofrecerlas al consumidor. La derrama económica anual por la venta de gasolinas asciende a 750 mdp, y se estima que puede caer 20 por ciento para las empresas mexicanas al momento de iniciar totalmente la apertura de las nuevas franquicias.

A partir del 30 de noviembre la liberalización de precios de gasolinas en México será ya una realidad, el precio será fijado por la oferta y la demanda, como ocurre en Estados Unidos o en Centroamérica. Hablamos que de un universo global de casi 12 mil estaciones de servicio que hay en el país 20 por ciento operará bajo nuevas marcas diferentes a la de Pemex.

Por otro lado, hemos visto ante este hecho inminente que la propuesta de las gasolinerías locales es simple: ofrecer un servicio que tenga como base otorgar el ciento por ciento de lo despachado, además de romper con ese prototipo de gasolina verde y gris en ocasiones sucia y con un servicio por parte de los despachadores que deja mucho que desear y es tardado, sumado a la posibilidad de tener servicios de comida rápida y pago de servicios a través de una tienda de conveniencia instalada en la gasolinería.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Diesel gasolina mercado de combustibles Pemex Reforma Energética
RECOMENDADO
ARTÍCULO / Jorge Garduño

Hoy No Circula, nuevas reglas

Hace 2 años
Jorge Garduño
PESOS Y CONTRAPESOS / Arturo Damm

Banxico: tipo de cambio, inflación, tasa

Hace 1 año
Arturo Damm
NOMBRES DE CAPITAL / Jaime Nuñez

Ecolab, ejemplar

Hace 1 año
Jaime Nuñez
Capital

“El ángel de santa Catalina”

Capital