Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / La Coyuntura

Revisionismo ideológico

Vladimir Galeana
Vladimir Galeana vladimir.galeana@capitalmedia.mx
Hace 4 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Si algo podemos decir de la elección presidencial de 2018, es que no será una lucha ideológica, sino más bien una confrontación de proyectos, políticas públicas inmediatas, y de visiones de lo que se tiene que realizar para situar a México en la competencia del entorno internacional, pero sobre todo, concebir un proyecto de país en un entorno donde ahora las ideologías se vuelven difusas, y lo que priva es el practicismo esquemático más allá de los conceptos y la lucha de las ideas.

El tránsito de los partidos políticos en el espectro ideológico ha sido brutalmente vertiginoso. El PRI se transformó en menos de seis años en una fuerza política situada en la extrema derecha por el cariz ultraconservador del presidente Enrique Peña Nieto. Andrés Manuel López Obrador ha llevado al Movimiento de Regeneración Nacional al “Nacionalismo Revolucionario Echeverrista” de la década de los años 70 del siglo pasado.

El Partido Acción Nacional suavizó su mercado ideológico hasta llegar al Centro Derecha con tal de construir una efectiva alianza con el Partido de la Revolución Democrática situado en el Centro Izquierda. Esto quiere decir que los liderazgos principales de los partidos políticos han dejado de mantener convicciones que antaño los sujetaban a determinados círculos ideológicos, para establecer ahora alianzas prácticas y de conveniencia ante la volatilidad de las militancias desde que el señor López Obrador comenzó con las dádivas disfrazadas de programas sociales.

Pero también comenzaron los problemas presupuestarios, porque nunca alcanzará el dinero para satisfacer las necesidades de los desprotegidos, y menos cuando México registra a más de la mitad de su población en niveles de pobreza, y casi una quinta parte en la pobreza alimentaria. Para decirlo más claro, el factor López Obrador ha sido el principal elemento de esa elasticidad ideológica que ahora presenta el sistema político mexicano.

Lo previsible es que en los siguientes meses nos toque presenciar una serie de eventos encaminados hacia un profundo revisionismo ideológico en todas las expresiones políticas que seguramente antagonizarán la candidatura presidencial de Andrés Manuel López Obrador. Por lo pronto PRI, PAN y PRD definirán parte de su interés común tratando de encontrar coincidencias para evitar el triunfo del tabasqueño.

Las ideologías son un sistema de ideas, creencias y valores filosóficos políticos, sobre el fenómeno humano y el fenómeno social. Pero también hay que señalar que las ideologías se han vuelto elásticas por el practicismo político de estos tiempos. Seguramente ese será el factor principal que permitirá a los partidos antagónicos buscar un espacio en el que puedan construir un proyecto viable, alcanzable y medible, con la finalidad de que el anacrónico Nacionalismo Revolucionario lopezobradorista fracase. Al tiempo.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Andrés Manuel López Obrador elección presidencial de 2018 Enrique Peña Nieto partidos políticos Programas Sociales
RECOMENDADO
La Coyuntura / Vladimir Galeana

Nuestros prolíficos capos

Hace 11 horas
Vladimir Galeana

“No hay peor enemigo de lo mexicano, que los mexicanos”

Hace 3 meses
Gustavo Rentería
Puntos Sobre La Íes / Antonio Navalón

Control total

Hace 11 horas
Antonio Navalón
Columna Seguir Leyendo>
Eduardo Ruiz-Healy

Olvera Mejía: diputada cínica y desvergonzada

Eduardo Ruiz-Healy