Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Auctoritas

Samba amarga

Carlos Alberto Martínez
Carlos Alberto Martínez drcamartinez@capitalmedia.mx
Hace 3 meses
Facebook Twitter Whatsapp

El escándalo de corrupción que envolvió al  exmandatario brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, es un ejemplo de que el discurso de la corrupción siempre será delicado en labios de un político.

Aunque se haya pensado que Lula era el presidente emanado de la izquierda y del crecimiento.

Sin embargo, ahora se encuentra en una situación crítica y deshonrosa. El fallo es una dura derrota para Lula, que seguirá en libertad mientras espera la apelación, y un serio revés a sus aspiraciones políticas.

A final de cuentas, Brasil dejó de ser desde hace algún tiempo un referente económico en América Latina.

Aunque sea parte del llamado BRIC no es seguridad de que se encuentre en una posición de bonanza. Los casos de corrupción y la agitación política radicalizada afectaron a esta nación.

En Brasil se acrecienta el descontento ante lo que fue el gobierno de la dupla Lula-Ruoseeff.  La situación en Brasil es convulsa y muy agitada en términos de percepción, y eso sólo se cura con el tiempo y medidas con suficiente credibilidad en una economía que se agita.

En Brasil ya se cumplieron 12 años de escándalos de corrupción ligados al poder político. En 2005 surgieron las primeras denuncias de la complicada red de pago de sobornos a políticos aliados y durante 2006, Lula tuvo que hacer movimientos en su gabinete y tratar de corregir el camino ya que al parecer la oposición de los mercados contra el mandatario volvían a crecer. Ahora vuelve el descontento y nadie detiene esa ola con fuerza llamada castigo popular en las urnas. Aun así mantiene el ánimo de pelear de nuevo en el próximo año en la contienda electoral.

El juez Sérgio Moro encontró culpable a Lula de aceptar 3.7 millones de reales (1.2 millones de dólares) en sobornos de la firma de ingeniería OAS SA. Incluso, un abogado de Luiz Inácio Lula da Silva dijo que apelará la sentencia de nueve años y medio de prisión contra el exmandatario brasileño por cargos de corrupción, y se mostró confiado en que la Corte Suprema revocará el veredicto.

drcamartinez@capitaldemexico.com.mx

@drcamartinez

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS aspiraciones políticas BRIC corrupción Luiz Inacio Lula da Silva Sergio Moro
RECOMENDADO
Artículo / Capital

Spots en tiempos de emergencia

Hace 10 horas
Capital
Artículo / Capital

Tenemos que ser vigilantes

Hace 10 horas
Capital
Artículo / Capital

Digamos no a la corrupción

Hace 10 horas
Capital
De Oficio Reportero Seguir Leyendo>
Raúl Sánchez Carrillo

El aumento de la violencia

Raúl Sánchez Carrillo