Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Columna

¿Se aceleró Videgaray o sólo fue un mensajero?

Eduardo Ruiz-Healy
Eduardo Ruiz-Healy ERHautordemo@capitalmedia.mx
Hace 10 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Tres miembros del gabinete presidencial fueron invitados por el secretario de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, para dictar conferencias durante la reunión anual con el cuerpo diplomático acreditado en México que se realizó el miércoles pasado. Fueron el secretario de Hacienda y Crédito Público, José Antonio Meade; el de Economía, Ildefonso Guajardo; y el de Turismo, Enrique de la Madrid.

Videgaray presentó en su oportunidad a sus tres invitados, pero al referirse a Meade se voló la barda: “Es para mí un honor presentar a uno de los mexicanos más talentosos, más preparados, con una trayectoria impecable… El único mexicano, junto con Plutarco Elías Calles, en haber ocupado cuatro secretarías distintas en dos gobiernos diferentes y que hoy conduce con gran inteligencia, disciplina y sobre todo patriotismo y visión de Estado la política macroeconómica de México…

Bajo el liderazgo de José Antonio Meade hoy México tiene rumbo, tiene estabilidad y tiene claridad en las decisiones de la política económica… puedo ser testigo fiel no solamente de su inteligencia notable, de su extraordinaria preparación y experiencia, pero sobre todo de sus valores, siendo el más importante de todos la integridad y el patriotismo…”.

Videgaray no se expresó en términos tan elogiosos al presentar a Guajardo y De la Madrid, aunque después por medio de un tuit tratara de minimizar sus palabras luego de que la mayoría de los analistas aseguraran que virtualmente destapó a Meade como el próximo candidato presidencial del PRI.

En su tuit escribió: “Ayer tres secretarios impartieron conferencias en la Cancillería, y a los tres los presenté con calidez, gratitud y reconocimiento a su talento y trayectoria. No hay que confundir eso con otra cosa. Las decisiones políticas se tomarán donde deben tomarse”. Llama la atención que en su sitio de Twetter @ LVidegaray se refiriera tres veces a la conferencia de Meade, una sola a la de Guajardo y no hiciera mención alguna sobre la participación de De la Madrid.

Tan poco convincente resultó la negativa de Videgaray que ayer el mismo presidente Enrique Peña Nieto tuvo que aclarar la situación al decirle a periodistas que lo acompañaron en una gira a La Paz, Baja California: “El PRI, como lo ha hecho siempre con un gran compromiso con México, habrá de seleccionar a quien tenga las mejores condiciones para la competencia que se habrá de enfrentar y, sobre todo, que le ofrezca a México lo que hoy el país está demandando, entonces, no se despisten, repito, el PRI no elige candidato a partir de elogios o de aplausos entre los varios miembros que hay en sus filas”.

Después de lo que dijo el presidente sólo queda preguntarse si Videgaray se aceleró y actuó por su propia cuenta o si fue un mensajero enviado por su jefe para tantear las aguas antes del destape definitivo.

ruizhealy@capitalmedia.mx
@ruizhealy
Eruizhealy

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Enrique de la Madrid Enrique Peña Nieto Ildefonso Guajardo José Antonio Meade Luis Videgaray
RECOMENDADO
DICEN / Capital

Senado se ha convertido en semillero de gobernadores

Hace 2 años
Capital
PESOS Y CONTRAPESOS / Capital Digital

Inversión fija bruta: mal

Hace 2 años
Capital Digital
PESOS Y CONTRAPESOS / Capital Digital

La opinión de los consumidores

Hace 2 años
Capital Digital
Capital Digital

Europa, ¿unión política o muerte?

Capital Digital