Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Indicador Político

Seguridad interior y Estado fallido; México empeoró de 2015-2017

Carlos Ramírez
Carlos Ramírez carlosrm@capitaldemo.mx
Hace 2 semanas
Facebook Twitter Whatsapp

Aunque pudiera ser paradójico, resulta que observadores internacionales consideran la fortaleza/debilidad de un Estado en dos temas centrales: fuerza del aparato de seguridad y legitimidad del gobierno.

México ha profundizado su condición de Estado fallido, según George Lehner en su reporte para Fragile States Index 2017, del Found for Peace. Diez de los doce indicadores del Índice México registraron un descenso y pusieron al país en el tercer nivel de la estabilidad, entre las naciones con advertencias, y lejos de los considerados estables o sustentables. Con una calificación de 88 puntos, poco le falta para llegar a 100 que indica los países en alerta, el más bajo nivel de eficacia de los Estados.

México empeoró en los indicadores de aparato de seguridad, desaceleración económica, refugiados y desplazados y atención a quejas. Pero en los renglones donde México se encuentra en una situación deplorable, señala Lehner, es el “corrupción generalizada” y “brotes de delitos violentos” en todo el país, “sin ningún signo de reducción”: funcionarios asesinados o amenazados, secuestros de ciudadanos, políticos obligados a renunciar, con violencia acreditada a los cárteles del crimen organizado, pero también “a las fuerzas de seguridad pública que actúan con impunidad”.

En este sentido, el reporte sobre los Estados fallidos señala que las acciones de los cárteles y la impunidad de fuerzas de seguridad contra la población “contribuye a socavar la confianza en el imperio de la ley y la (baja) percepción de la seguridad personal. En estos rubros México sigue empeorando.

Los doce indicadores de Estados fallidos están divididos en tres grupos: indicadores sociales: presiones demográficas, refugiados y desplazados, oficinas de quejas y fuga de cerebros; indicadores económicos: desigual crecimiento económico y declinación del crecimiento; e indicadores políticos y militares: legitimidad del Estado, servicios públicos, derechos humanos y estado de derecho, aparato de seguridad, élites divididas en facciones e intervención extranjera.

Un Estado sin capacidad de seguridad civil y militar y con baja legitimidad de sus autoridades es una condición para señalar al Estado fallido, considerado éste como un Estado que es incapaz de ofrecer seguridad, bienestar y tranquilidad a sus ciudadanos. Para ser considerado un país estable, la calificación de datos se localizaría entre 50-60 puntos, y arriba están los Estados exitosos. México pasó de Estado en advertencia a elevada condición de inestabilidad, con una puntuación de 74.3 puntos y en el lugar 91 de 178.

Entre varias consideraciones, los Estados fallidos tienen que ver con la baja en el monopolio de la fuerza por parte del Estado, y en México es cada vez más complicado usar la fuerza legítima por las protestas de activistas en derechos humanos; también se localiza el deterioro en la legitimidad de las autoridades al tomar decisiones y en México la fuerza electoral del Gobierno anda en menos de 30 por ciento, con una oposición orientada a frenar la autoridad del Estado. Y como parte esencial, el control bajo de zonas territoriales del Estado forma parte importante de la caracterización de un Estadio fallido, toda vez que cárteles criminales no sólo se han apoderado de partes del territorio, sino que se han convertido en un Estado alterno.

En este sentido, la crisis de seguridad se percibe en la acumulación de evidencias de que el Gobierno carece de decisión para asumir su condición de Estado como autoridad superior y por ello hay grupos de poderes fácticos que están por encima del Estado.

Política para dummies: La política es la sensibilidad para saber cuándo hay una crisis, pero para resolverla y no para ocultarse de ella.

http://indicadorpolitico.mx

indicadorpoliticomx@gmail.com

@carlosramirezh

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS “corrupción generalizada” “Estado Fallido” Estado alterno George Lehner México
RECOMENDADO
Puntos Sobre La Íes / Antonio Navalón

Con M de Macron

Hace 4 días
Antonio Navalón
Momento Corporativo / Roberto Aguilar

Veolia y Promecap, duro contra la basura

Hace 6 días
Roberto Aguilar

De la infalible prensa extranjera

Hace 2 meses
Carlos Ferreyra Carrasco
La Coyuntura Seguir Leyendo>
Vladimir Galeana

El ultimátum

Vladimir Galeana