Menú de Navegación
Suscríbete >
Facebook Twitter Youtube Google+
Search X
- MÁS SECCIONES
X
CONTACTO Newsletter SUSCRÍBETE
  • Capital Coahuila
  • Capital Hidalgo
  • Capital Jalisco
  • Capital Morelos
  • Capital Oaxaca
  • Capital Puebla
  • Capital Quintana Roo
  • Capital Querétaro
  • Capital Veracruz
  • Capital México
  • Capital Michoacán
  • Capital Mujer
  • Reporte Índigo
  • Estadio Deportes
  • The News
  • Efekto
  • Diario DF
  • Capital Edo. de Méx.
  • Green TV
  • Revista Cambio
Radio Capital
Pirata FM
Capital Máxima
Capital FM
Digital
Prensa
Radio
TV
v Capital México =
Opinión / Desde Mi Palco

Tan cerca y tan lejos

Alfredo Domínguez Muro
Alfredo Domínguez Muro demomail@capitalmedia.mx
Hace 9 meses
Facebook Twitter Whatsapp

Aquellos BILLS de Buffalo llegaron por primera ocasión al Super Bowl XXV en Tampa, Florida, después de muchos años de cargar la piedra de “loosers” (perdedores) como los hermanos desheredados del estado de Nueva York.

Venían de no ganar nada hasta que unos años antes llega el coach Marv LEVY convenciendo a la plantilla de sacudirse el conformismo, luchar en cada juego, partirse el alma y ya después vendrían los resultados; en un par de años ya tenían temporadas ganadoras y aquel 1990 se llevan el título de la AFC Y EL BOLETO al Super Bowl para enfrentar a los NEW YORK GIANTS.

TIEMPOS DE GUERRA

El aniversario 25 del Super Bowl se celebró el 27 de enero de 1991 en el Tampa Stadium bajo fuertes medidas de seguridad por el ambiente bélico provocado por la Guerra del Golfo Pérsico.

El sentimiento nacionalista invadió el entorno, para la historia quedó la interpretación de Whitney Houston del himno nacional de los Estados Unidos.

Buffalo apostó a su explosiva ofensiva sin reunión del quarterback Jim Kelly y su corredor estrella Thurman Thomas contra una tremenda defensiva encabezada por el legendario linebacker Lawrence Taylor, cuyo coordinador defensivo era Bill Belichick, quien años después se convertiría en el coach de la dinastía de los Patriotas actuales.

Los Bills, que tuvieron dos veces ventaja, primero de 12–3 y luego 19–17 en el último cuarto parecían dominar el juego; sin embargo, la estrategia del coach de los Giants, Bill PARCELLS fue la de ganar con el tiempo de posesión a su favor, con ofensivas muy largas y eficaces estableciendo un récord con una serie de 9 minutos con 29 segundos, el corredor Otis Anderson sumó 102 yardas y un touchdown.

Gigantes entregan el balón con ventaja 20–19 con poco más de 2 minutos de juego.

Jim Kelly y los Bills avanzan para intentar un gol de campo de 47 yardas para su pateador Scott Norwood, uno de los mejores de la NFL de entonces, SCOTT sucumbe a la presión y falla; nunca han vuelto a estar tan cerca de un título.

REGRESOS FRUSTRANTES

Los BILLS llegaron al Super Bowl cuatro años consecutivos, nunca ganaron; sin embargo, nadie puede quitarles esos cuatro títulos de la AFC, el coach MARV LEVI retó a quienes burlonamente le cuestionaron en la derrota ante DALLAS en el Super Bowl XXVIII: “Nunca tuve que hacer nada por obligación, la única vez que lo hice fue a pelear por mi país en la guerra y aquí estoy… Muchos coaches darían lo que fuera por estar en mi lugar jugando cuatro Super Bowls consecutivos.

COMPARTE Facebook Twitter Whatsapp
TEMAS Bill Belichick Marv LEVY Scott Norwood Super Bowl XXV Tampa Stadium
RECOMENDADO
ARTÍCULO / Capital Digital

Fue la forma no el silbato

Hace 2 años
Capital Digital
PESOS Y CONTRAPESOS / Capital Digital

La opinión de los consumidores

Hace 2 años
Capital Digital

Las irregularidades de Romo

Hace 2 años
Capital Digital
Capital Digital

El juego de la depreciación

Capital Digital