Capital México
PUBLICIDAD
Jueves 15 de Noviembre 2018

Jueves 15 de Noviembre 2018

UnidadInvestigación
| | |

El día que Luisito Rey drogó a Luis Miguel para que siguiera cantando

El cantante paró en el hospital. Foto: Captura de pantalla Foto Capital Media
|
28 de Mayo 2018
|
Todo comenzó cuando Micky filmaba la cinta 'Ya nunca más'

Cada capítulo que pasa, la serie de Luis Miguel toca cada vez más los pasajes oscuros sobre la vida del cantante y la espeluznante paternidad de Luisito Rey.

Como bien hemos visto en episodios anteriores el papá de Micky vio en el una mina de oro a la que estaba dispuesto a exprimir sin importar las consecuencias.

Corría el año de 1982, época en a que Micky comenzó lo que sería una larga trayectoria artística. Su talento y su carisma eran innegables, y su Luisito Rey lo sabía y se aprovechó cuanto pudo de eso, al grado de sobornar a un médico para que le diera efedrina para que Luismi pudiera trabajar sin descanso cuando sólo tenía 12 años.

Por aquéllos tiempo, Micky no sólo estaba en pleno rodaje de su primera película, Ya nunca más, cuya filmación, sino que al terminar los llamados tenía que cumplir con una seria de conciertos que tenía pactados en el centro nocturno Premier, muy cerca de Ciudad Universitaria.

Sigue leyendo:
El día que Luis Miguel cantó con Fey, antes de que se volviera famosa
Así se fue quedando Luis Miguel sin amigos
Estos son los trabajos de Luis Miguel como actor

Las jornadas laborales eran tan intensas que Micky comenzó a presentar signos de fatiga crónica, pero su papá con el pretexto de que le hacía falta disciplina lo obligaba a cumplir con cada uno de sus compromisos. Su ambición y su poca humanidad llegaron al punto de ‘sugerirle’ al médico, quien lo atendió cuando el cantante comenzó a sentirse mal en el set de filmación, que le administrara efedrina (comúnmente conocida como adrenalina) para que tuviera energía y así continuar trabajando.

Con su habilidad para persuadir, Luis Rey consigue poner en marcha su plan, sin embargo, el cuerpo de Micky no resiste y termina en el hospital.

Marcela se entera que su hijo está hospitalizado a causa de un medicamento, furiosa le reclama a Luisito y este hábilmente logra que ella se sienta culpable, situación que también aprovechó para que su esposa dejara a un lado su carrera de diseñadora. Pero, esa es otra historia.

Acotación:

La efedrina es una sustancia blanca muy similar a la cocaína, comúnmente se usa para bajar de peso, reducir los efectos del hambre, acelerar el metabolismo y aumenta la energía de la persona que la consume.

AG

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

El proyecto que volverá a unir a Luis Miguel y a Diego Bonet [Leer más]

Luis Miguel salda deuda millonaria con Alejandro Fernández [Leer más]

¿Hanna Jaff anduvo con Luis Miguel? [Leer más]

Luis Miguel saca su lado humano en pleno concierto y suelta [Leer más]

Recomendados