Capital México
PUBLICIDAD
Miércoles 14 de Noviembre 2018

Miércoles 14 de Noviembre 2018

UnidadInvestigación
| | |

La nueva carrera espacial

Carrera espacial. Foto: Reporte Indigo Foto Capital Media
|
05 de Marzo 2017
|
De tener éxito, sería la primera misión lunar con seres humanos en 45 años

Autor del texto en Reporte Indigo: María Alesandra Pámanes

Tal como sucedió en la década de los 60 entre Estados Unidos y Rusia, hoy hay una nueva carrera espacial para llegar a la Luna en una misión tripulada. En esta contienda están la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA, por sus siglas en inglés) y la compañía SpaceX, cuyo CEO es Elon Musk, pretenden enviar hombres al satélite natural de la Tierra para antes de 2020.

La NASA quiere mandar una misión tripulada a la Luna en 2019 y tiene como objetivo poner a prueba la tecnología y las estrategias para realizar viajes futuros al espacio. De hecho, se cree que de tener éxito con la Luna, la agencia espacial seguirá con misiones rumbo a Marte.

En el caso de la compañía SpaceX, la situación es bastante distinta, ya que esta misión tripulada no estará conformada por entrenados astronautas como los de la NASA, sino por personas comunes y corrientes que desean ir al espacio “como turistas”. Además, se llevaría a cabo un año antes que la misión de la agencia espacial estadounidense.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Los que dijo la UNAM sobre los planetas descubiertos

“Así como los astronautas de Apollo antes de ellos, estos individuos viajarán al espacio cargando las esperanzas y los sueños de toda la humanidad”, declaró SpaceX por medio de un comunicado.

La NASA podrá saber de ciencia, ingeniería y cohetes espaciales, pero Elon Musk también sabe de eso y encima domina la mercadotecnia, por lo que su valor agregado en la carrera espacial sí podría traducirse en una ventaja.

A la Luna y más allá

¿Cómo llegar a la Luna? La NASA ya trabaja para enviar –nuevamente– a seres humanos al satélite natural, quienes irían a bordo del supercohete Space Launch System (SLS) y de la nave espacial Orión. El primer vuelo de prueba está programado para noviembre de 2018 y constará de una misión no tripulada.

William Gerstenmaier, administrador asociado para el directorio de Exploración Humana espacial de la NASA, dijo que la prioridad “es asegurar la ejecución segura y efectiva de todas nuestras misiones de exploración planificadas con la nave espacial Orión y el cohete Space Launch System. Esta es una evaluación y no una decisión, ya que la misión principal de EM-1 sigue siendo una prueba de vuelo sin tripulación”.

Por otro lado, SpaceX llevará a dos “turistas” en una misión espacial tripulada –de carácter privado–, en un proyecto sin precedentes.

TAMBIÉN PUEDES LEER: El anuncio de la NASA a la humanidad

Aún no se conoce la identidad de esos pasajeros, pero ya se estableció que no pertenecen a Hollywood. Los tripulantes irían a bordo de la cápsula Dragon V2, la cual será impulsada por el cohete Falcon Heavy, el más potente de la compañía hasta la fecha.

Aunque SpaceX es prometedora, innovadora y siempre va un paso adelante, aún hay quien cuestiona este proyecto sin igual, pues antes de tener éxito con el lanzamiento y despegue del Falcon 9 en enero de este año, la compañía tuvo diversos intentos fallidos que no lograban ni el despegue.

Todos quieren 
ir a Marte

Aunque las misiones apuntan hacia la Luna, como hace más de cinco décadas, lo cierto es que éste satélite es tan solo una escala, pues el objetivo es Marte y más allá.

La Luna es algo así como el cáliz para la conquista del espacio por parte de países como Rusia, China y Estados Unidos.

La NASA, por ejemplo, cree que es imposible llevar humanos a Marte antes de 2025, dadas las complicaciones que representa un viaje de ese tipo. Los astronautas estarían expuestos a niveles muy peligrosos de radiación, con trajes que no están preparados para ello.

Además, es difícil a nivel tecnológico, pues las naves tripuladas aún no están listas para realizar viajes de esa duración. A su vez, implica un riesgo económico sin igual debido al costo que puede significar el fracaso de una exploración como tal.

Por eso, la Luna es la primera parada en la carrera espacial tanto privada como gubernamental de distintas potencias mundiales, quienes buscan pisar dicho satélite y comprobar si fueron reales las imágenes difundidas por Estados Unidos en 1969.

En el plano soñador y romántico, Marte sí podría estar a la vuelta de la esquina, aunque eso represente pisar su superficie –junto al rover de la NASA, Curiosity– en el año 2025.

De hecho, Elon Musk asegura que “deberíamos ser capaces de enviar gente (a Marte) en 2024, con llegadas en 2025”.

Musk es un creyente ferviente de la vida interplanetaria y Marte es la apuesta más atractiva para llevarla a cabo, además de la Luna y algunos asteroides.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Las consecuencias de la grieta de 112 km que encontró la NASA en la Península Antártica 

Para colonizar al llamado Planeta Rojo, Musk y su compañía podrían desarrollar un cohete interplanetario, con una cápsula para transportar alrededor de 100 pasajeros, tal como en la serie “Battlestar Galactica”.

Cosmos para rato

No solamente hay planes para explorar y conocer lo que hay más allá en el Sistema Solar, también se pretenden poner en práctica actividades como la minería espacial. En menos de una década, se podría llegar a la minería en asteroides, con la que se obtendría oro, agua y platino.

Para hacerse una idea de la dimensión de este mercado emergente, actualmente hay casi mil 500 asteroides –cuyas medidas son de 50 metros en promedio– que orbitan la Tierra y según Planetary Resources Inc, “un asteroide podría contener más platino del que se ha minado en toda nuestra historia”.

Además, hay otra iniciativa que podría no sólo generar empleos “espaciales”, sino abrir el camino hacia los negocios dentro y fuera del planeta. Y ese es limpiar la órbita de la Tierra, que actualmente se asemeja a un enorme basurero en el cosmos. Hay más de 17 mil residuos que giran alrededor del planeta que no solo ensucian la órbita, también ponen en peligro a satélites y misiones espaciales (sí, como sucede en la cinta “Gravity” de Alfonso Cuarón).

Algunas alternativas para limpiar el espacio son casi imposibles de ser una realidad, pero ya hay otras que podrían ponerse en práctica en un futuro no muy lejano, tal como el plan de la Agencia Espacial Europea (ESA, en inglés), el cual consta de una especie de escoba espacial que captura los objetos fuera de control en la órbita terrestre.

Esta “escoba” podría comenzar a limpiar el cosmos, a partir del año 2021.

Un hombre 
sin límites

Elon Musk no se detiene. Considerado el “Iron Man” de la vida real, el empresario, inventor y físico sudafricano es una de las personas más innovadora y entusiastas que hay. El también CEO de Tesla no solo piensa en Hyperloop, los coches eléctricos, inteligencia artificial y vida interplanetaria, también es muy probable que se convierta en el hombre que lleve seres humanos a la Luna, 45 años después de las misiones que realizó Estados Unidos.

El tenaz, creativo y decidido Musk inclusive considera que “al paso actual de crecimiento tecnológico, la humanidad está en camino a tener poderes divinos”. Y cree que he llegado el momento en que las personas se fusionen con la tecnología, a través de la inteligencia artificial. “Los seres humanos hoy somos prácticamente un cyborg, tienes parte de tu personalidad y de tu vida en línea, en tus redes sociales y tu correo electrónico”.

TAMBIÉN PUEDES LEER: Las imágenes de la NASA sobre una extraña esfera gigante cercana al Sol

JCA

Encuentra más notas sobre

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Notas relacionadas

Magnate buscan ocho artistas para ir a la Luna [Leer más]

Estas son las diferencias entre sismo y terremoto [Leer más]

La NASA lanza su primera misión hacia el sol [Leer más]

Alejandra Guzmán, Chespirito… Estas son las bioseries que vi [Leer más]

Recomendados