11 puntos del Centro Histórico de la CDMX donde ya no se puede fumar

 

En el Día Mundial sin Tabaco entró en vigor la prohibición de fumar en 11 puntos específicos del Centro Histórico de la Ciudad de México.


A partir de ayer, Día mundial sin Tabaco, entró en vigor en la Ciudad de México la prohibición de fumar en 11 diferentes puntos del Centro Histórico. 

Martí Batres, secretario de Gobierno de la Ciudad de México, informó en conferencia de prensa los objetivos de evitar el humo de cigarro en ciertas partes de la ciudad. 

“El objetivo es proteger el medio ambiente, la salud de los habitantes de la Ciudad de México y los turistas. De igual manera, el derecho superior que tiene la infancia. Es un espacio en donde circulan millones de personas que concurren de diversos lugares. Se hará una campaña de información y se colocarán algunas señalizaciones”, dijo Batres. 

Por su parte, la Agencia de Protección Sanitaria de la CDMX informó que a partir de este martes 31 de mayo, habrá 11 espacios públicos al aire libre en los que no se podrán consumir productos de tabaco. 

Los 11 espacios en los que estará prohibido fumar en el Centro Histórico a partir de este día son: 

Zócalo de la Ciudad de México 

Plaza de la mexicanidad

Plaza Manuel Gamio

Plaza seminario

El Empedradillo

Plaza del Centro Histórico, Monte de Piedad s/n

Calle Francisco I. Madero, mejor conocido como Corredor Peatonal Madero

Los Portales, ubicados entre 20 de Noviembre y José María Pino Suárez

Los Portales del Antiguo Palacio del Ayuntamiento, entre 20 de Noviembre y 5 de Febrero

Los Portales, calle 16 de Septiembre y Madero

Calle 20 de Noviembre, entre el Zócalo y calle Venustiano Carranza

Batres mencionó que quienes no acaten el ordenamiento, serán acreedores a lo contemplado en otros ordenamientos en torno al consumo de tabaco en lugares públicos. 

“Las sanciones no se inventan ni se crean con este aviso. De hecho, no es un decreto, no reforma ningún reglamento, simplemente lo ya establecido se aplica también en esta zona. Ya hay toda una reglamentación o legislación que se aplica en el caso de los espacios donde no se puede fumar”, explicó Batres. 

Batres reiteró que el gobierno no busca castigar, sino concientizar acerca del consumo de este producto dañino para la salud

“El gobierno no tiene una orientación punitiva sino fundamentalmente concientizadora, eso es lo que se va a priorizar”, explicó.