www.capitalmexico.com.mx
Jueves 16 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 16 septiembre 2021 · 12:21
3,542,189 Confirmados
269,913 Decesos

Ana Margarita Ríos Farjat, nueva ministra de la SCJN

Ana Margarita Ríos Farjat Foto: Internet
Ana Margarita Ríos Farjat Foto: Internet 

Margarita Ríos, destacó que por la vía de la responsabilidad social, se logrará una mejor sociedad y una mayor Justicia para todos.


La Ministra Ana Margarita Ríos Farjat, aseguró que el reto que enfrenta el Máximo Tribunal de la Nación, es contar con derechos, con un orden Jurídico y con Jueces sensibles a las necesidades constitucionales, no se trata solamente de la expansión del Poder Judicial de la Federación.

“Es necesario un entorno político plural y democrático que complete la ecuación y que permita la movilización social, el entorno está dado en México, porque es innegable que nuestra sociedad está demandando judicialmente lo que antes no se había atrevido, lo que no habíamos ni imaginado”.

Luego de rendir protesta como Nueva Ministra de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), Ríos Farjat reconoció que la sociedad mexicana no ha sido capaz de forjar una Justicia más Radial, y un Constitucionalismo social más vivo, para los que menos tienen.

“Estamos en vías de conseguirlo, probablemente; lo que sí es claro, es que estamos en medio de la reconfiguración de nuestro orden Jurídico, y que ese México invisible debe ser parte, la Suprema Corte es clave en este delicado proceso porque hay que hacerse cargo de muchas aristas Constitucionales”.

Margarita Ríos, destacó que por la vía de la responsabilidad social, se logrará una mejor sociedad y una mayor Justicia para todos.

“Así misma estoy convencida de que esta Suprema Corte, la que tiene ya un cuarto de Siglo recorrido, ha estado a la altura de las exigencias y ha contribuido a la transformación democrática y a la transformación Jurídica que vivimos”.

Luego de ser Investida con la Toga de Ministra de la Corte, Ana Margarita Ríos Farjat, en su primer discurso ante el Pleno del Poder judicial de la Federación, destacó:

“Me honra en lo más profundo de Mí, sumarme a tan destacados y destacadas Juristas, quienes están presentes hoy y quienes me han precedido, por este Pleno y ello me compromete a dar lo mejor de mí para aportar en esa construcción de un México Más Justo”.

La Ministra, aseguró que la encomienda que inicia este día, en el Máximo Tribunal del país, será con la autonomía con la que se ha conducido toda su vida personal y profesional.

“Mi pensamiento, mis elecciones y decisiones, Autonomía que refrendo ahora ante la trascendental función que comienzo a desempeñar u que serpa ante toda influencia, visión o postura que no nazca exclusivamente en la intimidad de mi leal saber y entender, Autonomía ante los otros Poderes del Estado, Ejecutivo y Legislativo”.

La Ministra advirtió que la autonomía de sus decisiones estará inclusive sobre los poderes fácticos de cualquier índole, dijo entender la autonomía como una forma de ser, “Se es una persona autónoma y crítica respecto a todo y a todos, o no se es”, y aclaró que la independencia radica en una disposición del Espíritu y no solamente en una procedencia.

“Con esa disposición de ánimo y con un alto sentido de la responsabilidad, asumo hoy por virtud de esta sesión solemne la encomienda más alta de mi vida profesional, y bien lo sé una de las que México espera mucho, comprendo el momento evolutivo que vive esta Suprema Corte el de nuestra teoría constitucional y el de la Judicatura en General, pero más que nada tengo clara la necesidad de que la gente sepa y sienta que la Justicia es posible y realizable”.

La Ministra reconoció que la Reforma de 1995, una de las más trascendentales del país, fue una histórica transformación de la Suprema Corte, convirtiéndola en un árbitro solido e imparcial, que se requería.

Dijo que el pluralismo demandaba y sigue demandando restar discrecionalidad política, y confiar más en el derecho para resolver y discutir todo tipo de problemas, o situaciones.

“A veces son los actores de la esfera pública quienes piden la Intervención de los jueces, a veces es la sociedad misma, movilizándose, el hecho es que hay un fenómeno de expansión del Poder Judicial en México”.

“Muchas Gracias a la Suprema Corte por recibirme y muchas gracias a mis amigos y familiares por acompañarme”. Finalizo.

Al finalizar el discurso de la nueva integrante de la Suprema Corte; el Ministro Presidente, Arturo Zaldívar, le dio la bienvenida, y destaco que se trata de un hecho histórico, ya que desde la reforma de 1995 es la primera vez en la Historia el Pleno que se contara con tres Mujeres Ministras.

“Esto es un paso significativo, en la tan anhelada paridad de género, en todos los órganos del Estado Mexicano, sino además por tratarse de una jurista inteligente, preparada y estudiosa”.

El Titular del Poder Judicial de la Federación dijo no tener duda de que la labor de la Ministra Ríos Farjat, en el Tribunal Constitucional, aportara mucho a la doctrina Constitucional de la Suprema Corte.

“Y que se sumara como ya quedo claro en su mensaje, sin ningún asomo de duda, a la lucha, al desarrollo, a la Defensa de los Derechos Humanos, de todas y de todos, pero sobre todo de aquella parte invisible de la Sociedad Mexicana, Bienvenida Señora Ministra”.

En la Sesión Solemne, los Ministros aprobaron por unanimidad que la Ministra Ana Margarita Ríos Farjat, se incorpore a la Primera Sala de la Suprema Corte, para todos los efectos conducentes.

Al inicio de la Sesión Solemne de este lunes, el Ministro Presidente, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, impuso a la nueva integrante del Pleno de la Suprema Corte, la Investidura (Toga) que deberá utilizar en las audiencias públicas del Pleno y de las Salas así, como en actos solemnes, además entrego sus cartas credenciales y un distintivo.

Posteriormente la Ministra Yasmín Esquivel Mossa, a nombre del resto de Ministros, fue la encargada de dar la bienvenida y dar lectura a una semblanza de la trayectoria personal y profesional de la Ministra Ríos Farjat, quien destacó que en 200 años de historia de la Suprema Corte de Justicia de la Nación solo ha habido 13 Ministras.

“Hoy ya somos tres, para Norma y para mí, es un honor coincidir con Usted, su llegada representa el reconocimiento y avance constitucional, de las mujeres”.