WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 04 de Abril 2020
| | |

Diputados condenan asesinatos de niñas y mujeres

Diputados Foto: Internet

Diputados Foto: Internet

18 de Febrero 2020

Llamaron a las autoridades de todos los órdenes de gobierno a implementar una política integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas.

El pleno de la Cámara de Diputados condenó y rechazó enérgicamente la violencia en contra de mujeres y niñas y exhortó a las autoridades de los tres niveles de gobierno a implementar un plan emergente para prevenir y erradicar los feminicidios.

Tras discutir el caso de Fátima, la niña de siete años asesinada y hallada en la alcaldía de Tláhuac, diputadas de todos los partidos escenificaron un áspero debate y un intercambio de acusaciones de Morena y sus aliados del PT y del PES y sus opositores, pero al final todos se unieron y guardaron un minuto de silencio en su memoria.

Entre zapatillas dejadas en la máxima tribuna, con playeras que vestían las perredistas en las que se leían “#estamos encabronadas”, y mantas de panistas en las que se cuestionaba la inacción e indolencia del Presidente de la República ante el asesinato de niñas y mujeres, los legisladores aprobaron un punto de acuerdo de la Mesa Directiva y de la Junta de Coordinación Política (Jucopo) para rechazar todo tipo de violencia de género.

Llamaron a las autoridades de todos los órdenes de gobierno a implementar una política integral para prevenir y erradicar la violencia contra las mujeres y las niñas, y, en especial a atender y erradicar el delito de feminicidio.

Instaron a todas las autoridades y a los representantes del sector social y privado para que, en el ámbito de su competencia y en amplia colaboración, puedan realizar las acciones que san necesarias para fortalecer las campañas de información, concientización y cultura para la prevención de los factores de riesgo que generan violencia personal, estructural e institucional.

De igual manera pidieron a las autoridades educativas federales y de las entidades federativas a que realicen una revisión exhaustiva de los protocolos vigentes e implementen medidas eficaces para proteger la integridad, seguridad y dignidad de las niñas, niños y adolescentes que concurren a las escuelas públicas y privadas del sistema educativo nacional.

Además, solicitaron a las autoridades responsables de seguridad ciudadana y las de procuración e impartición de justicia, a cumplir con los deberes generales y específicos en materia de derechos humanos y se aplique perspectiva de género y mecanismos de protección.

“Nos están matando”, expreso Laura Rojas, presidenta de la Cámara de Diputados, quien demandó a las autoridades de todos los niveles a que dejen de minimizar el problema y ya den solución al problema de mujeres violentadas y desaparecidas.

Arropada por sus compañeros de bancada, Laura Barrera, del PRI, llamó a dejar de echar la culpa a conceptos abstractos. “Basta de lavarse las manos asumiendo que la culpa es de otros”, y cuestionó cómo le explicas a esas madres que han perdido a sus hijas, que los encargados de garantizar la seguridad no pueden hacer nada por políticas neoliberales implementadas hace más de 40 años.

“¿Cuántas Fátimas, Ingrids, Brendas y Valerias tienen que morir para gritar basta, para ponernos de acuerdo, pero para tener más claro, hoy más que nunca, que esto no es de colores, de partidos y de culpas. Es de hoy, de responsabilidades y de políticas públicas en protección de la niñez mexicana”.

¿A dónde se dirige México? ¿en qué momento el crimen, el odio, se hicieron algo cotidiano? ¿En qué momento la autoridad decidió que la popularidad vale más que garantizarle a nuestras niñas y niños una vida libre de violencia?

Y es que, ante, la petista Claudia Angélica Domínguez, responsabilizó a los panistas y priistas de la descomposición social “y hoy quieren venir a echárnosla a nosotros” y los acusó de corruptos y de haberse robaban el dinero, porque no lo usaron para lo que se debe.

“Y ustedes me caen más gordos porque se la pasan sacando raja política de una tragedia. Ustedes no debieron subir aquí a sacar raja política sino a decir cuánto vale una niña muerta, cuánto vale…”.

La morenista Wendy Briceño, advirtió que estos hechos se han recrudecido desde hace cinco años porque no hay violencias espontáneas, cuyas víctimas son en su mayoría las mujeres y niñas por el hecho de serlo, son feminicidios.

Llamó a los gobernadores a que se pronuncien, “que digan que están haciendo ahora en este mismo momento por erradicar esta violencia, porque si una voz falta en esta discusión es la de ellos. Son totalmente omisos y omisas”.

Al fijar la postura por el Partido de la Revolución Democrática (PRD), Guadalupe Almaguer Pardo señaló que es necesario eliminar desde el Palacio Nacional el discurso permisivo hacia la delincuencia y afirmó que es urgente implementar el Protocolo de Protección para la Violencia de Género.

La también perredista Janeth Murillo, al final de todo el debate expresó: “Faltó decir que la preocupación del presidente de la República es por las puertas de Palacio nacional y no por las mujeres muertas”.

Más notas sobre