WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Domingo 29 de Noviembre 2020
| | |

En medio de denuncias de fraude, diputados de Morena logran que el Gobierno Federal disponga de 33 mdp, sin etiquetar

Cámara de Diputados Foto: Internet

Cámara de Diputados Foto: Internet

28 de Octubre 2020

Mientras los morenistas coreaban …¡sí se pudo….sí se pudo!, la oposición por conducto de la priista Claudia Pastor denunció fraude.

En medio de escándalos y denuncian de fraude y con apenas 242 votos a favor, 7 en contra y cinco abstenciones, Morena y sus aliados del PT, PES y Verde en la Cámara de Diputados, finalmente lograron la aprobación de la reforma a la Ley General de Salud para que el Gobierno Federal disponga de 33 mil millones de pesos del Fondo de Enfermedades Catastróficas.

La presidenta de la Mesa Directiva, Dulce María Sauri, de inmediato turnó la minuta al Senado de la República, para sus efectos constitucionales.

De esta forma, se establece que el Instituto de Salud para el Bienestar transfiera 33 mil millones de pesos de dicho fondo a la Tesorería de la Federación, a más tardar el 1 de abril del próximo año.

En la sesión, los legisladores del PAN, PRI, Movimiento Ciudadano y PRD presentaron una serie de reservas en las que proponían que quedara claramente especificado que esos recursos son para la compra de la vacuna del Covid, pero Morena rechazó todas, incluida una presentada por su integrante de su propia bancada, Laura Imelda Pérez.

La oposición denunció que se trata de un “atraco” eliminar los recursos para la atención de enfermedades catastróficas para que se vayan a gasto corriente o los programas sociales del gobierno.

Morena acusó a la oposición de mentir y aseguró que se garantizarán los recursos para la atención de enfermedades que provocan gastos catastróficos, insumos, medicamentos e infraestructura.

Durante la presentación de las reservas, el priista Eduardo Zarzosa señaló que con la creación del Insabi se utilizaron 40 mil millones de pesos sin que hasta el momento se conozca su destino y que lo mismo sucederá con estos 33 mil millones, y con una “calaverita” reclamó la actitud de los morenistas,

“La calaca tilica y flaca no perdonará a ninguno. La catrina muy contenta está porque su transformación de cuarta muy pronto terminará, aunque lamentablemente sus ocurrencias seguirán. Hoy se roban se roban otro fondo y la huesuda lo sabe. Se lo quitaran al Insabi para gastarlo, eso ni el diablo lo sabe. Afortunadamente el 2021 pronto llegará, lucifer y camarilla la elección cuidarán y el domingo 6 de junio de aquí se largarán”.

La también priista Laura Barrera Fortoul advirtió a los morenistas que la historia los juzgara, pues su negligencia y su necedad van a costar más vidas.

“Dicho fondo es fundamental, como aquí se ha repetido, para atender más de 66 enfermedades que se atienden en unidades médicas de alta especialización y que generan altísimos gastos, mismos que en muy poco tiempo pueden acabar con el patrimonio de las familias, de por sí muy lastimadas por la crisis económica derivada de este manejo de la contingencia.”

“Para que quede claro, están poniendo en riesgo la atención y tratamiento de las enfermedades más costosas que sufren nuestros hermanos mexicanos”, manifestó la priista mexiquense.

Los panistas José Elías Lixa, Jorge Arturo Espadas, Sarai Núñez, Tonatiuth Bravo Padilla y Martha Tagle, de Movimiento Ciudadano, así como los perredistas Verónica Juárez Piña y Antonio Ortega Martínez, criticaron que con ello se dé un “cheque en blanco” al Ejecutivo para disponer a su antojo de estos recursos.
En respuesta, la morenista Dolores Padierna acusó a la oposición de mentir e indicó que se mantendrán los recursos para la atención de enfermedades catastróficas y la COVID 19.

OPOSICION DENUNCIA FRAUDE

Durante la votación del dictamen en lo particular la presidenta de la Cámara de Mesa Directiva, Dulce María Sauri Riancho, ordenó el cierre del tablero electrónico que evidenciaba la falta de quórum, pero la secretaria de la mesa directiva, la morenista Guadalupe Díaz, de Morena, en una táctica dilatoria, dio tiempo a que llegaran más legisladores de su partido a votar y evitar aquí la falta de quórum.

Mientras los morenistas coreaban …¡sí se pudo….sí se pudo!, la oposición por conducto de la priista Claudia Pastor denunció fraude.

“Usted ya había dado la instrucción de cerrar la votación y no había quómun. La secretaria en un absoluto fraude se tardó en seguir su instrucción. Yo le pido por favor a servicios parlamentarios que verifiquen…”.

Ante el escándalo generalizado en el salón de sesiones, la presidenta Sauri Riancho determinó decretar un receso.

Ante dicha actitud de la morenista, Dulce María Sauri informó que a petición del bloque opositor se presentará una queja formal ante la Mesa Directica por la actuación de Guadalupe Díaz y se le dará el procedimiento que marcan las reglas internas.

Más notas sobre