Capital México

CDMX

Inauguran en la UAM unidad Azcapotzalco la exposición: AGUIPIENTE y SERGUILA un México para Armar

Inauguran en la UAM unidad Azcapotzalco la exposición: AGUIPIENTE y SERGUILA un México para Armar Foto: Internet

Inauguran en la UAM unidad Azcapotzalco la exposición: AGUIPIENTE y SERGUILA un México para Armar Foto: Internet

En el marco de los festejos por el aniversario de la fundación de la Universidad Autónoma Metropolitana, se inauguró en la Unidad Azcapotzalco, la exposición: AGUIPIENTE y SERGUILA un México para Armar, del artista mexicano radicado en los Estados Unidos, Rafael Perea de la Cabada y que surge a partir de la reflexión estética del autor y de la necesidad, el compromiso y la esperanza de volver a construir un México para todos.

Se trata de una exposición itinerante que surge a partir de la reflexión de esa relación compleja y contradictoria del acto fundacional de la metrópoli mexicana entre el águila y la serpiente, explicó el curador de la exposición, Jorge Issac Egurrola, quien destacó el juego de las palabras que le dan nombre a la muestra plástica AGUIPIENTE y SERGUILA.

La exposición que formó parte de los festejos del 45 aniversario de esa casa de estudios, se inauguró en la UAM unidad Iztapalapa en 2019, a principios del 2020 pasó a la unidad Xochimilco y por la pandemia se tuvo que posponer hasta ahora que llega a la unidad Azcapotzalco, dónde se suman nuevos elementos y obras.

Estará abierta hasta el 31 de enero de 2022 y se centra en el trabajo del artista plástico mexicano, Rafael Perea de la Cabada, quien con esta intervención cumple con una de sus inquietudes e interés de seguir vinculado a México, al ofrecer un tributo a nuestro país.

Al inaugurar la exposición, el Rector de la UAM unidad Azcapotzalco, Dr. Óscar Lozano Carrillo, comentó que AGUIPIENTE y SERGUILA es una provocación, sumamente atractiva, “es una sumergida en lo que es nuestra propia identidad, habla de los 700 años de la fundación de Tenochtitlán, pero pasa por la caída del Imperio Mexica a manos de los invasores y continúa en una ruta de construcción de la modernidad de un país tan polisémico como es México”.

También hizo referencia al regreso a la Universidad después de la pandemia, “estamos resignificando nuestra participación social, vean este encuentro es diferente y estamos construyendo uno nueva forma de ver la Universidad es una nueva propuesta donde lo estético está presente, porque en este espacio vamos a regresar y lo tenemos que revisar, vivir y reconstruir juntos”

Afirmó que el regreso a las instalaciones ya no será igual, la parte del encuentro con el otro es de los aprendizajes de la pandemia y tenemos que procesar para que desde nuestras instituciones lo construyamos en aras de un mejor futuro.

Por su parte, el curador Jorge Issac Egurrola, señaló que “la exposición gira en torno a esta relación compleja de la serpiente y el águila, a partir de una escultura de luz, que es la obra principal y que está construida a partir de vidrieras, que son cristales, que se conocen normalmente como vitrales, una técnica muy compleja, pues es una escultura que tiene independencia y que se llama la “Nueva Mexicanidad”.

Alrededor de la “Nueva Mexicanidad”, los asistentes podrán apreciar tres series; la inicial que consta de 3 cuadros, una segunda serie de ocho cuadros y la tercera que está conformada por otros 3 cuadros.

En otra sección, se exponen otras 3 series con una escultura en cerámica de una sola pieza, en la que el artista busca reflejar el conflicto entre el águila y la serpiente y que se compone también de otros 8 cuadros.

“Después tenemos extensiones, es decir más derivaciones a partir de esa idea de un México para Armar. Por ejemplo, un cuadro muy bello, que es una mujer abierta a la historia, dándole la cara al presente”, explicó el curador Egurrola.

La exposición contempla también una instalación extraordinaria que conjuga papel con cerámica, que se compone de 25 piezas y 25 cerámicas que se llaman “Los que nos Faltan”. Esta sección, dijo, se construyó a partir de la desaparición de los 43 jóvenes de Ayotzinapa, porque no podemos armar a México, a nuestro país, si alguien falta.

Sin embargo, dijo, está idea que inició con la desaparición de los jóvenes de Ayotzinapa, ha ido modificándose y se ha ido extendiendo, para incluir a muchas otras víctimas en nuestro país.

“Ahora ya no son sólo esos jóvenes, porque también nos faltan las mujeres que han sido violentadas, también nos faltan los obreros precarizados, también faltan todas aquellas personas que por preferencia o cuestiones de género han sido discriminados, también nos faltan los niños de la calle, es decir los excluidos de siempre”, comentó el curador.

Destaca también un cuadro al óleo que se titula “La Victoria” y que representa a un guerrero levantándose fatigado después de ganar la batalla. Asimismo, se exhiben dos cuadros más, uno que se llama “Máquina Demagógica” y el segundo “Un México por Armar”.

Finalmente, los visitantes podrán disfrutar de una última serie de 12 cuadros de pequeño formato, titulada “Un Nuevo Principio” y se trata, de acuerdo con el curador, de una obra simple, abstracta, juguetona realizada en carbón.

Salir de la versión móvil