www.capitalmexico.com.mx
Lunes 27 de Septiembre 2021
Seguimiento de COVID-19 México 27 septiembre 2021 · 17:21
3,632,800 Confirmados
275,450 Decesos

Juez sentenció a maestro a 9 años de prisión por violencia equiparada contra una alumna de primaria

*FOTO FGR*
*FOTO FGR* 

Desde junio de 2016, Soto Molina se le adscribe como maestro de grupo de primaria; y es originario del estado de Tlaxcala.


Un juez federal dictó sentencia condenatoria de nueve años de prisión en contra de Luis Manuel Soto Molina, por el delito de violencia equiparada agravada.

El sentenciado se desempeñaba como maestro y aprovechándose de la superioridad que tenía sobre una menor de edad, derivada de su relación docente, ejecutó diversos actos sexuales; según la indagatoria dichas conductas las realizó en el interior de la Escuela Primaria “Margarita López Farfán”, de la Secretaría de Educación Pública (SEP) en la entonces Delegación (hoy Alcaldía) Gustavo A. Madero, en la Ciudad de México.

Desde junio de 2016, Soto Molina se le adscribe como maestro de grupo de primaria; y es originario del estado de Tlaxcala.

A partir del 19 de mayo de 2020, el hoy sentenciado se encontraba sujeto a la medida cautelar de prisión preventiva.

La Fiscalía General de la República (FGR), a través de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos (FEMDH), informó que obtuvo dicha sentencia derivado de una denuncia formulada misma que originó la investigación que llevó el agente del Ministerio Público Federal (MPF), adscrito a la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y Trata de Personas (FEVIMTRA), de la FEMDH, y que dio como resultado la vinculación a proceso de este individuo el pasado 19 de mayo de 2020.

Posteriormente en audiencia, la FGR solicitó la apertura del procedimiento abreviado por contar con los elementos de convicción suficientes para acreditar la plena responsabilidad del imputado.

El Juez de Control adscrito al Centro de Justicia Federal en la Ciudad de México, con sede en el Reclusorio Norte, después de haber analizado los medios probatorios y al no haber oposición por parte del defensor y del propio imputado, quien aceptó haber cometido el delito referido, dictó sentencia condenatoria imponiéndole los nueve años de prisión, el pago de la reparación del daño y la suspensión en el cargo por el término de cinco años.