WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 01 de Junio 2020
| | |

La convocatoria ‘Un día sin mujeres’ confronta a diputados

FC45E77E-911A-439C-89F4-3DDC4432F82C

FC45E77E-911A-439C-89F4-3DDC4432F82C

23 de Febrero 2020

La Cámara de Diputados aprobó por consenso dos reformas que fortalecen el marco jurídico en favor de las mujeres.

La convocatoria de mujeres a un paro nacional el próximo 9 de marzo en contra de los feminicidios y la violencia de género ha confrontado a diputados de distintos partidos, incluso de Morena, en donde las posturas se han dividido a favor y en contra de la protesta.

Y es que mientras la vicepresidenta de la Cámara de Diputados, la morenista Dolores Padierna Luna, considero que con esta protesta la derecha ha dividido al movimiento de mujeres y feminista, pues les interesa más golpear al Presidente Andrés Manuel López Obrador que unir fuerzas por los derechos de las mujeres, su compañera Lorena Villavicencio pidió no descalificar la movilización.

Incluso, la diputada Villavicencio dijo no compartir las críticas que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador y de algunos funcionarios como la Secretaria de la Función Pública, Irma Erendirá Sandoval, han hecho en contra de la convocatoria.

“Me parece que es un error que se hagan ese tipo de declaraciones porque de ninguna manera es una convocatoria para golpear a nadie, es una convocatoria para visibilizarla violencia contra las mujeres, para visibilizar la desigualdad que en los hechos tenemos las mujeres, que se nos reconozcan derechos iguales, tenemos una desigualdad profunda”, dijo.

“Este es un llamado justamente a terminar con la violencia social, la violencia institucional, la violencia a la integridad de las mujeres y combatir los feminicidios. Y esto no tiene como objetivo descalificar a ningún gobierno, pero sí que se asuma la responsabilidad de quienes hoy son gobierno y de quienes somos representantes populares, el Poder Judicial, tenemos una responsabilidad y hay que asumirla, pero no tiene destinatario”.

No obstante, considero que el haber quitado recursos gubernamentales a algunos programas como el de Refugios contra mujeres maltratadas, a las estancias infantiles y a algunos otros programas que son de apoyo a la mujer, constituye una agresión en contra de ellas, por lo que pidió al gobierno rectificar en esta decisión.

Informó que ella y algunas otras diputadas de Morena ya decidieron asistir a la protesta del 9 de marzo.

“Si voy a asistir y me gustaría insistir en que quienes formamos parte de un movimiento transformador que apoyemos esta manifestación pacífica que a partir del silencio y la inacción de las mujeres queremos que se visibilice un fenómeno de desigualdad y de violencia y de asesinatos, llamados feminicidios”.

Mientras, para el coordinador de los diputados del PAN, Juan Carlos Romero Hicks, es momento de escuchar, atender las voces y detener de una vez por todas la cadena de errores, la indolencia presidencial y la falta de solidaridad con estas causas.

Considero que México vive momentos de verdadera crispación social por la indignación que han causado los hechos violentos contra mujeres, sobre todo las niñas.

Dijo que la situación es preocupante, ya que ONU Mujeres señala que al menos 6 de cada 10 mujeres mexicanas han enfrentado un incidente de violencia y el 41.3 por ciento ha sido víctima de violencia sexual. El indicador nacional más impactante es que en México se cometen 9 feminicidios por día.

Señaló que otro indicador alarmante es que de enero a septiembre de 2019, 2 mil 833 mujeres fueron asesinadas en México, según cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP).Pero lo màs preocupante es que el 60 por ciento e los feminicidios quedan impunes.

Por ello, dio a conocer que, junto con el personal de apoyo del grupo parlamentario del PAN, los legisladores se aprestan a sumarse al movimiento de solidaridad y protesta del nueve de marzo, al siguiente del Día Internacional de la Mujer.

Mientras la diputada del PRI, Norma Guel dijo que si bien está a favor de la convocatoria del 9 de marzo, la protesta no es suficiente para exigir y demandar justicia, sino que se requiere de leyes que permitan consolidar, en definitiva, políticas públicas orientadas a garantizar los derechos elementales de las mujeres.

Afirmó que la realidad supera la normatividad que defiende o intenta garantizar la no violencia contra las mujeres, por eso, es elemental corregir los vacíos legales, para no permitir más daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico contra las mujeres.

Recordó que recientemente, la Cámara de Diputados aprobó por consenso dos reformas que fortalecen el marco jurídico en favor de las mujeres, al garantizar su inclusión en el ámbito social y laboral y endurece las penas para el acoso y hostigamiento sexual.

Sin embargo, Dolores Padierna Luna, considero que esto no puede ser una tarea sólo del gobierno federal, sino de todas las instituciones de la República y de la sociedad entera.

“Todas y todos tenemos la responsabilidad: los gobiernos estatales y municipales, los poderes legislativo y judicial, la CNDH, todas las instituciones del Estado. Esta gran tarea debe convocar a la sociedad y sus representaciones, a los medios de comunicación, a todos, puesto que los males provocados por el sistema patriarcal y por un modelo de desarrollo excluyente que considera “desechables” a las personas están muy arraigados en numerosas prácticas sociales”, expuso.

Recordó que el Gobierno de la Ciudad ha emprendido un esfuerzo sistemático para combatir la violencia contra las mujeres, con acciones como declarar la Alerta de Violencia de Género; una iniciativa para crear un registro público de agresores sexuales y la construcción de más senderos seguros.

“Se trata de acciones, abundó, que contribuirán a erradicar todo tipo de violencia contra las mujeres y también a crear una sociedad más igualitaria y pacífica”, concluyo.

Más notas sobre