www.capitalmexico.com.mx

Domingo 20 de Junio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 20 junio 2021 · 00:21
2,475,705 Confirmados
1,969,137 Recuperados
231,151 Decesos

Posicionamiento de la defensa de Rosario Robles

Rosario Robles Foto: Internet
Rosario Robles Foto: Internet 

Esto respecto al juicio político.


Luego de que Diputados Federales encontraron responsable a la Ex Secretaria de Estado, Rosario Robles Berlanga, de operar una supuesta “Red de corrupción” mediante un procedimiento de Juicio Político, el Bufete “Epigmenio Mendieta & Abogados”, que lleva la Defensa de la también Ex Jefa de Gobierno de la Ciudad de México, emitieron un posicionamiento de 13 puntos, en el cual destaca que:

“Sin importarle a los Diputados de Morena, una pandemia internacional por el Covid 19 y ante una posible recesión económica mundial, hoy en la Cámara de Diputados hicieron un montaje de juicio para desprestigiar públicamente a una mujer”.

El equipo de abogados que representa a Robles Berlanga hizo del conocimiento público la serie de irregularidades que se han cometido a lo largo del proceso de Juicio Político:

1. Es un ataque a Rosario Robles por su condición de mujer, por ser destacada y por ser objeto de una venganza.

2. En ningún momento se han respetado sus derechos y los plazos que asisten a la defensa. Un ejemplo de esto fue que ni siquiera se permitió concluir el plazo de alegatos establecido en la Ley.

3. El proceso ha estado infestado de irregularidades, mentiras y atropellos por parte de Pablo Gómez. Por ejemplo, algunas de las sesiones de la sección instructora fueron realizadas ilegalmente, sin convocatoria y algunas ni siquiera se realizaron (solo existen en papel).

4. El desahogo de pruebas testimoniales se realizó sin reglas claras, mediante amenazas a los testigos y algunos acuerdos se tomaron sin las firmas de todos diputados integrantes.

5. A Rosario Robles se le intentó notificar de la audiencia de este jueves fuera de tiempo y de forma. Ella recibió a los notificadores a las 18:30 del pasado miércoles, cuando debieron hacerlo, al menos, con 24 horas de antelación. Por lo que por ley se negó a ser notificada.

6. El proceso rompe con los compromisos internacionales asumidos por México en materia de derechos humanos y que no tiene razón de ser porque Rosario Robles ya no es servidora pública y ya enfrentó previamente un procedimiento de inhabilitación.

7. Se trata de una saña inédita, que los llevó a saltarse 126 expedientes de juicio político que estaban antes que el de Rosario Robles. Todos de hombres, por cierto.

8. No existe ni una sola prueba que demuestre la participación de Rosario Robles en algún desvío de recursos. Ella está acusada del delito de omisión.

9. El ex titular de la Auditoría Superior de la Federación, Juan Manuel Portal, nunca pudo aportar pruebas documentales en el sentido de que Robles Berlanga tuvo conocimiento de algún desvío de recursos o algún acto de corrupción.

10. La propia ex titular del área de auditorías forenses de la ASF, Muna Dora Buchaín, reconoció que Rosario Robles no es observada dentro de las auditorías. Incluso hay oficios donde Robles Berlanga prohibió la contratación directa con entidades paraestatales (a pesar de estar permitido por la ley) y designó personal de enlace con la ASF para solventar las auditorías.

11. No se han respetado derechos tales como el debido proceso legal, la presunción de Inocencia, y el que una persona no deba ser juzgada dos veces por un mismo hecho.

12. Ha habido una abierta violación a la secrecía de la carpeta de investigación que lleva la FGR al permitir su consulta a los asesores de la sección instructora.

13. Este juicio sienta un precedente y un estándar con el que podrán ser juzgados todos los ex funcionarios, incluso el presidente de la República y los legisladores. En todos los casos existe ya un antecedente de que mediante violaciones a los procesos y a los derechos humanos es posible iniciar un juicio político contra servidores y ex servidores públicos.

Tras la determinación de la resolución de los Diputados Federales, el caso fue turnado a la Cámara Alta (Senado de la República), sin la presencia de la “Acusada”, pues se le negó el traslado de su confinamiento en el penal de Santa Martha al Palacio Legislativo de San Lázaro.