WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 27 de Febrero 2020
| | |

Un tamal tiene menos calorías que un cóctel de frutas

33B1BE6D-8362-4266-BB6C-6D109C83918D

33B1BE6D-8362-4266-BB6C-6D109C83918D

29 de Enero 2020

Este próximo 2 de febrero es el tradicional día de la Candelaria y si te sacaste el muñequito en la rosca de Reyes te tocará comprar los tamales para compartirlos. Pero entérate que no todo está perdido y puedes comer uno de ellos sin tanta culpa.

Aunque no lo creas, el tamal tiene menos calorías que ¡un cóctel de frutas!

En entrevista Laura Cristina Badillo Galvan, Especialista en Obesidad y Nutrición, explica que un tamal tiene menos calorías que un cóctel de frutas, tal y como lo lees.

Pero, tranquila, tampoco te alborotes ni te emociones de más, no se trata de todos los tamales, sino de uno es específico: el tamal de elote.

La especialista explica que por cada 100 gramos de un tamal tradicional son alredeor de 150 kilocalorias y cada tamal de tamaño promedio pesa apróximadamente 300 gramos para un total de ¡entre 500 y 600 calorías!

De acuerdo con la especialista, un cóctel de frutas con bajo índice glucémico, únicamente con miel en un vaso estandar de 200 mililítros tiene alrededor de 25 calorías; sin embargo, un cóctel jumbo, con kiwi, sandía, papaya, manzana, fresas y sobre todo frutos rojos, chispas de chocolate, miel, nueces, crema chantilly tiene hasta 250 calorías, debido a que este tipo de frutas en combinación aumentan su índice glucémico y la cantidad de kilocalorías. En el caso de las frutas, al tratarse de azúcares simples, se tienen que quemar en el momento, de lo contrario con mayor facilidad se convierten en grasa.

 

En contraparte un tamal de elote, tiene 150 kilocalorías por cada 100 gramos, pero al ser más pequeño solo pesa en promedio 100 gramos y tiene menos grasa, así que un tamal de elote tiene menos calorías que un cóctel de frutas cargado o jumbo con todos los ingredientes anteriormente citados.

 

¿Qué tal eh? Este día de la Candelaria no te quedes con el antojo y opta por un delicioso tamal de elote. El secreto no está en dejar de comer, sino en saber hacerlo.

 

Más notas sobre