Martes 16 de Julio 2019
| | |

Abren expo sobre el día de la triple catástrofe en Japón

Aspecto de la exposición. Foto: David Gutiérrez

Aspecto de la exposición. Foto: David Gutiérrez

31 de Enero 2019

Toby Kobayashi. Grabados de Fukushima

El 11 de marzo de 2011 (3/11) se conoce como el día de la triple catástrofe en Japón. El “Terremoto del Gran Este de Japón”, de magnitud 9° richter, desencadenó un “Tsunami” que devastó 6 prefecturas, y que, en combinación con una serie de negligencia de seguridad, provocó la “Fusión del Reactor” de la planta de energía nuclear Fukushima Dai-ichi, operada por la Tokio Electric Power Company (TEPCO).

Este accidente alcanzó, al igual que su predecesor en Chernobil (1986), el grado 7, el más alto en la escala internacional de eventos nucleares.

Como una forma de pronunciamiento encontrar de la industria de la energía nuclear y un diálogo sobre las implicaciones que su mal manejo tiene para Japón, se presenta en el Museo Nacional de las Culturas del Mundo (MNC), de la Ciudad de México, “Toby Kobayashi. Grabados de Fukushima”, una exposición de la reconocida artistas japonesa Toby Kobayashi curada por la antropóloga mexicana, Dahil Melgar Tisoc.

“La muestra parte de la conjunción entre arte contemporáneo y tradición, como medios para expresar algunas de las consecuencias humanas y ecológicas del desastre nuclear de Fukushima Dai-ichi, ocurrido en 2011”, abundó Gloria Artís Mercadet, directora general del MNC.

A partir de ello, la artista crea una obra de arte contemporáneo apelando a fuertes elementos de la tradición y arte japonés.

“Para retratar el desastre emplea la técnica del grabado tradicional hecho a partir de bloques de madera, así como del papel echizen cuyo proceso manufactura inició hacer más de mil 300 años”, detalla

La exposición, “Toby Kobayashi. Grabados de Fukushima”, está conformada de 5 núcleos compuestos por más de 200 grabados, la mayoría de los cuales integran una instalación de gran formato con la cual se cierra el recorrido.

“A lo largo de la exposición se inducen distintos debates e interpelaciones con el público a fin de reflexionar sobre el uso de la energía nuclear”, puntualiza la curadora Dahil Melgar Tisoc, quien comenta que la idea del proyecto se planeó desde hace más de un año con la artista Toby Kobayashi.

Cabe señalar que cada núcleo retrata distintos aspectos del desastre nuclear: desde la contaminación de los mares de Japón, producto de la fuga de agua con residuos radiactivos de la Fukushima Dai-ichi hacia el archipiélago; la agonía del ganado abandonado a su suerte; así como los sembradíos del señor Tarukawa, un agricultor que al igual que 115 mil japoneses, fue desplazado de su tierra natal a consecuencia de la contaminación.

“Se trata de una exposición muy inmersivsa que nos va a poder permitir reflexionar acerca de la consecuencia que tuvo Fukushima para la producción agrícola y pesquera en Japón”, comenta Melgar Tisoc.

La muestra , que permanecerá hasta marzo en la calle de Moneda 13 del Centro Histórico, cierra con un horizonte interminable de residuos nucleares. Este paisaje devastador busca retratar la producción en masa de basura nuclear y avizora un cambio dramático en Japón sino de reorienta la producción de energía.

“Si seguimos hablando en el presente a 32 años de Chernobil, porque no hablamos de Fukushima cuando han pasado apenas 8 años”, concluye la antropóloga mexicana.

Encuentra más notas sobre