www.capitalmexico.com.mx

Jueves 24 de Junio 2021
Seguimiento de COVID-19 México 24 junio 2021 · 05:22
2,487,747 Confirmados
1,979,823 Recuperados
231,847 Decesos

Ignacio Zaragoza, el héroe de la Batalla de Puebla

Ignacio Zaragoza Foto: Internet
Ignacio Zaragoza Foto: Internet 

Zaragoza, murió a los treinta y tres años, de tifus murino contraída por infestación de piojos, consecuencia de las fatigas y de la insalubridad de la campaña el 8 de septiembre de 1862.


Ignacio Zaragoza, fue un militar mexicano reconocido como el héroe de la Batalla de Puebla, que tuvo lugar el 5 de mayo de 1862, cuando el ejército mexicano derrotó al ejército francés de élite al mando de Charles Ferdinand Latrille (Conde de Lorencez) considerado en su momento el mejor del mundo.

En 1860, Zaragoza y un pequeño número de combatientes lucharon a favor de la Constitución de 1857. Zaragoza derrotó a las tropas de Leonardo Márquez, situadas en Guadalajara, Jalisco.

Poco tiempo después, bajo las órdenes del general Jesús González Ortega participó en la batalla de Calpulalpan, donde fue derrotado el ejército conservador con la que se dio término a la Guerra de Reforma. A las órdenes del presidente Benito Juárez, Zaragoza sirvió como ministro de Guerra desde abril hasta octubre de 1861.

Cuando las fuerzas francesas de Napoleón III invadieron México para imponer como emperador a Maximiliano de Habsburgo, Zaragoza, con el rango de general y al mando del Ejército de Oriente, las enfrentó en Acultzingo en la llamada Batalla de Las Cumbres, el 28 de abril de 1862, siendo obligado a retroceder. Zaragoza comprendió la posición defensiva y favorable que tenía la ciudad de Puebla, paso obligado para ir a la Ciudad de México.

El ejército francés era considerado el mejor del mundo en ese tiempo, un ejército profesional, con la fama de invencible y de haber ganado batallas en Argelia (Legión Extranjera) y de haber entrado al Delta de río Mekong en la Indochina Francesa (hoy República Socialista de Vietnam), al mando del General Charles Ferdinand Letrille Conde de Lorencez, era derrotado y masacrado estrepitosamente. Los indígenas zacapoaxtlas, con machete y cuchillo en mano, los persiguieron y acabaron con muchos soldados franceses, suavos (tropa élite del ejército francés), belgas enviados por el Rey Leopoldo I padre de Carlota Amalia, que también formaban parte de la invasión.

Cuando en Europa se supo la noticia de la derrota del ejército francés, el mejor del mundo en México, hubo incredulidad, asombro y estupor pero en Francia hubo dolor, terror por las historias que se contaban e histeria, dado que ningún país había humillado tanto a los franceses. Hacía 50 años que el ejército francés no era derrotado, dado que la última vez había sido en la Batalla de las Naciones (Waterloo) en el año 1815 con la derrota de Napoleón Bonaparte. Se elevaron voces de protesta por los intelectuales de ese país,´políticos que estaban en contra de la invasión a México y el pueblo en general. Muchos se preguntaban: “Que hacemos en México”.

Zaragoza, murió a los treinta y tres años, de tifus murino contraída por infestación de piojos, consecuencia de las fatigas y de la insalubridad de la campaña el 8 de septiembre de 1862. Sus restos fueron trasladados a la capital y enterrados en el Museo Panteón de San Fernando ubicado en la Ciudad de México.