WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Jueves 12 de Diciembre 2019
| | |

IPN encuentra alternativa para aliviar daños gástricos

Foto internet

Foto internet

02 de Marzo 2019

El Omega 3 se protege al sistema digestivo de úlceras, sangrados o perforaciones del tracto gastrointestinal

Investigadores del Instituto Politécnico Nacional (IPN) diseñan una nueva alternativa terapéutica con Omega 3, para aliviar daños gástricos e intestinales.

Aracely Evangelina Chávez Piña, jefa del Laboratorio de Farmacología de la Escuela Nacional de Medicina y Homeopatía, indicó que con el Omega 3 se protege al sistema digestivo de úlceras, sangrados o perforaciones del tracto gastrointestinal, causados por el suministro de antiinflamatorios.

Precisó que el empleo de los ácidos grasos Omega 3, especialmente el DHA (ácido graso poli-insaturado, neuroprotector, cardioprotector o gastroprotector) tiene un efecto de defensa a nivel gástrico e intestinal cuando se suministran los AINEs (principalmente la indometacina).

Explicó que los ácidos grasos Omega 3 se extraen de los peces de agua fría, principalmente del salmón (que contiene un porcentaje mayor de ácidos grasos), toda vez que se alimenta de plancton e invertebrados que se encuentran en los países nórdicos. La especialista dijo que los ácidos grasos también pueden obtenerse del atún y arenque.

Indicó que los investigadores realizaron estudios preclínicos en ratas de laboratorio, divididas en cuatro grupos clasificados como: “en condiciones normales”, “control del DHA”, “de daño” y “del tratamiento”.

Se descubrió que en el grupo “de daño”, al que se le suministró indometacina, los estómagos de las ratas registraron lesiones hemorrágicas y no contaban con todas sus capas.

Mientras al grupo denominado “del tratamiento” también se les aplicó indometacina y fueron tratadas con DHA. Se descubrió una notable disminución en el número de lesiones y se comprobó que tenían todas las capas que protegen el tubo digestivo.

La investigadora inició la gestión de la patente del uso del DHA combinado con los antiinflamatorios no esteroideos (AINEs), especialmente indometacina y naproxeno, porque se comprobó su eficacia terapéutica al ofrecer seguridad gástrica durante el consumo de estos medicamentos.

Te puede interesar: Así trabaja el sistema autónomo de un auto creado por el IPN

Encuentra más notas sobre

Orquidea News