Domingo 18 de Agosto 2019
| | |

Iraníes recurren al bitcoin para hacer dinero

AP Photo,Foto sin fecha provista por Police News Agency donde se ven cajas con equipo utilizado para minar bitcoins que fue confiscado por las autoridades en Nazarabad, Irán. (News.police.ir vía AP)

AP Photo,Foto sin fecha provista por Police News Agency donde se ven cajas con equipo utilizado para minar bitcoins que fue confiscado por las autoridades en Nazarabad, Irán. (News.police.ir vía AP)

20 de Julio 2019


TEHERÁN, Irán (AP) — Sintiendo la presión por las sanciones estadounidenses que pesan contra la achacosa economía de la República Islámica, los iraníes recurren cada vez más a las monedas digitales como el bitcoin para hacer dinero, lo que está causando alarma dentro y fuera del país.

En Irán, a algunos funcionarios del gobierno les preocupa que el proceso de “minar” los bitcoins _algo que consume mucha energía_ esté abusando del sistema de electricidad iraní, el cual está subsidiado.

En Estados Unidos, algunos observadores han advertido que podrían utilizarse criptomonedas para esquivar las sanciones del gobierno de Donald Trump contra Irán por su programa nuclear.

La locura por el bitcoin está ocupando las primeras planas en los diarios iraníes e incluso los ayatolas han hablado del tema. También ha habido operativos policiales televisados contra granjas informáticas instaladas para atraer dinero minando la moneda.

Al igual que otras cibermonedas, el bitcoin es una alternativa al dinero que emiten gobiernos soberanos en todo el mundo. Sin embargo, a diferencia del dinero real, no hay un banco central que regule las criptomonedas. Los bitcoins y otras monedas digitales se intercambian a nivel mundial en mercados altamente especulativos, sin el respaldo de alguna entidad física.

Como resultado, computadoras en todo el mundo “minan” los datos, lo que significa que utilizan algoritmos altamente complejos para verificar transacciones. Posteriormente, las transacciones verificadas _llamadas bloques (o “blocks”)_ se agregan a un registro público conocido como cadena de bloques (“blockchain”). En cualquier momento, los “mineros” pueden agregar un nuevo bloque a la cadena y les pagan con bitcoins.

Para funcionar, las computadoras, que son costosas y muy especializadas, necesitan mucha electricidad para procesar y mantener fría su temperatura. En Irán, los “mineros” tienen la ventaja de que la electricidad es económica gracias a los subsidios del gobierno. Los “mineros” también compran compuradoras chinas ya listas para hacer el trabajo.

Sn embargo, los constantes operativos y las contradictorias declaraciones del gobierno sobre el tema tienen a los “mineros” de bitcoins en Irán increíblemente cautelosos de ser identificados. Aquellos contactados por The Associated Press se negaron a hablar de su trabajo o a decir cuánto ganan por “minar”.

Lo que sí reconocen es que hacen esto para obtener dinero en momentos en que la moneda iraní, el rial, se devaluó de 32.000 a 120.000 unidades por dólar entre el año 2015 _cuando Teherán firmó el acuerdo nuclear con potencias mundiales_ y ahora.

“Está claro que esto se ha convertido en un paraíso para los ‘mineros’”, dijo a la AP Mohammad Javad Azari Jahromi, ministro de Información y Tecnologías de la Comunicación de Irán.

“El negocio de ‘minar’ no está prohibido por ley, pero el gobierno y el Banco Central han ordenado al Buró de Aduanas prohibir la importación (de máquinas para minar) hasta que se introduzcan nuevas regulaciones”, agregó.

Aun así, hay preocupación _en especial entre los líderes religiosos iraníes_ de que las personas intenten eludir pagar extra por la electricidad, así como usar la moneda digital para esconder o mover dinero de forma ilícita.

Tabnak, un sitio de noticias asociado con un excomandante de la Guardia Revolucionaria, citó a tres ayatolas describiendo a los bitcoins como un problema ético o “haram”, es decir, prohibido. En el Islam hay normas estrictas sobre el dinero, que entre otras cosas prohíbe el cobro de intereses, las apuestas y los fraudes.

Pero Jahromi dijo que los clérigos se volvieron más receptivos a la idea después de que sus colaboradores les informaron que el bitcoin tiene un valor en el mundo real. “Cuando les explicamos que no son una moneda sino un activo, cambiaron de opinión”.

___

Los productores de The Associated Press Mohammad Nasiri y Mehdi Fattahi en Teherán colaboraron con este reportaje.