WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Miércoles 23 de Octubre 2019
| | |

Participación de ciencia en Tren Maya "como nunca": Javier Velázquez

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

21 de Abril 2019


Por Gabriela Ávila

México, 21 Abr (Notimex).- La participación de los científicos para la construcción del Tren Maya será como nunca en la historia del país, aseguró el coordinador de Vinculación Científica del Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur), Javier Velázquez Moctezuma.

“Esto es sui géneris en el país, en otras naciones al primero que consultan es al sector académico, aquí no, aquí se hacían las obras y después, si es necesario, en los discursos se menciona al sector académico, al sector científico”, dijo en entrevista con Notimex.

Aseguró que las decisiones del proyecto se van a fundamentar en evidencia científica, en las opiniones resultado de los análisis y discusiones de las comunidades que hacen investigación y si producto de ello “es necesario, cambiar el trazo, se cambiará”.

“Así se puede parafrasear: en este proyecto icónico de esta gestión, la presencia de la academia, de los grupos de ciencia y de tecnología va a darle un signo particular. Creemos que va a ser un proyecto muy exitoso y uno de los fundamentos de este éxito va a ser la participación de la academia”, expuso.

El investigador, quien ha dedicado parte de su vida a la neurociencia en particular a la medicina del sueño, aseguró que la construcción del Tren Maya no es una quimera.

“No es un sueño, de ninguna manera, yo no estaría a mi avanzada edad dedicándome a un proyecto que no vaya tener efectos concretos, estaría paseando a mi nieta y a mi perro mejor en un proyecto que no vaya ningún lado”, recalcó.

Insistió en que “es realmente un proyecto singular, que para todos los que estamos participando es una muy buena oportunidad de transcender en los hechos, modificar el entorno, modificar la calidad de vida de muchas personas, tocar a muchas personas de manera positiva”.

El investigador dijo que se trata de un tren no sólo turístico, sino de todo un proyecto de desarrollo socioeconómico, que busca mejorar el bienestar y la calidad de la de vida de la gente que está en el trayecto “si no habremos fracasado”.

Recordó que el proyecto prevé mil 525 kilómetros sobre vías férreas, que existen hace 50 años y otra parte del trayecto será por carreteras y torres de electricidad, que también ya están, a través de las cuales se construirán 15 estaciones.

Alrededor de éstas, explicó, se impulsarán polos de desarrollo y cadena de valor agregado por ejemplo con el comercio de productos de la península como miel, quesos, artesanías que se quedan ahí o se comercializan con muy poca ganancia.

Esto, dijo, será acompañado por programas sociales del gobierno, pero además se promoverá el respeto a la cultura maya y lenguas para lo cual se destinarán uno o varios vagones del tren como una especie de museo, la señalización estará en español, la lengua autóctona sobresaliente en la zona e inglés.

También el tren se apoyará con otros proyectos arqueológicos, pues el uno por ciento del monto de las licitaciones será destinado a trabajos de arqueología, lo que implica que la comunidad científica del sector vaya a recibir una cantidad de millones de pesos que históricamente nunca ha tenido.

Dijo que un ejemplo de que la academia y grupos de científicos no eran considerados en el pasado son las vías férreas, carretera y torres de luz que ya existen y por las que se ha trazado el tren no contemplaron pasos para la fauna, lo cual se remediará.

Dijo que se ha invitado a un foro, que se realizará en breve en Campeche, a expertos en jaguares, primates, murciélagos, reptiles y otros que van a definir dónde y cómo definir el paso del proyecto para no afectar la fauna.

En su carácter de coordinador del proyecto con la academia y agrupaciones científicas, explicó que en materia de vinculación se han firmado varios convenios con instituciones del sector.

Entre ellas, el integrante del Sistema Nacional de Investigadores y de la Academia Mexicana de Ciencias mencionó los celebrados con la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el Instituto Politécnico Nacional, El Colegio de la Frontera Sur y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico, entre otros.

“Vamos a firmar tantos convenios como sean necesarios, pero lo más importante es ya establecer los canales para que los aportes se puedan ir dando, por ejemplo un simposio sobre pasos de fauna en Campeche, hemos tenido reuniones en Mérida con gente de la universidad”, añadió.

En ese sentido, Javier Velázquez comentó que han iniciado a identificar los graves problemas y retos que enfrenta el proyecto como el agua, el desarrollo socio económico, los accidentes hidrológicos, los ríos subterráneos y superficiales y otros donde es necesaria la participación científica.

“Hemos tenido mucha suerte y mucho éxito porque las universidades, los politécnicos, los tecnológicos han recibido el proyecto de una manera muy generosa y han manifestado su interés de colaborar con nosotros lo cual nos da mucho gusto”, subrayó.

Se trata, afirmó, de un gran proyecto y ejemplo de lo que se tiene que hacer en la toma de decisiones, tanto desde la iniciativa privada como en el gobierno para apoyar en la ciencia mexicana que es una comunidad muy sólida, con prestigio internacional y que puede aportar muchísimo en las soluciones que el país necesita.

Reconoció que también ha sido un proyecto polémico, que ha recibido señalamientos, muchos de los cuales se han recogido y son tomados en cuenta y otros que muestran un profundo desconocimiento del tema.

“Hay muchas opiniones, de todas hay que detectar las que son opiniones que no tienen fundamento, que no conocen el proyecto y que simplemente son una conducta oposicionista. Contrario a eso también hemos tenido mucha gente que se acercado con cierto resquemor, pero una vez que se han aclarado sus dudas se ha convertido en apoyadores del proyecto”, dijo.

Añadió que los estudios en los que ha comenzado a participar la academia son tecnológicos, pues no se trata de hacer descubrimientos, por lo que serán de corto tiempo de seis meses a año y medio para no retrasar las obras.

Recordó que en la Península de Yucatán por donde pasará el Tren Maya hay alrededor de 5 millones de habitantes en los diferentes estados que comprende, mucha de la cual es población en situación vulnerable.

-Fin de nota-

NTX/GAG/MSG/TREN