Lunes 22 de Julio 2019
| | |

Proponen sancionar a empresas que incumplen con estímulos a innovación

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

08 de Marzo 2019


México, 8 Mar (Notimex).- Investigadores coincidieron que en vez de eliminar el Programa de Estímulos a la Innovación (PEI), se debe identificar y corregir lo que no funciona, así como sancionar a empresas y universidades con presupuesto público que incumplen.

Al participar en el conversatorio para el Análisis del Sistema de Ciencia, Tecnología e Innovación, el investigador de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), José Luis Solleiro Rebolledo calificó como crucial el tema del financiamiento.

En la actividad organizada por la Cámara de Diputados y el Foro Consultivo Científico y Tecnológico afirmó que México nunca se ha acercado a una inversión del uno por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para estos sectores.

“Siempre hemos estado alrededor del 0.5 por ciento. Además preocupa que en el 2019 hay un recorte importante en el presupuesto a la ciencia y tecnología”, expuso el investigador.

El representante de la Asociación Mexicana de Directivos de la Investigación Aplicada y el Desarrollo Tecnológico (ADIAT), Guillermo Funes, refirió que la inversión pública federal para el sector es de alrededor de 72 por ciento y el resto es privada.

En la mesa cuatro, que analizó el tema del Financiamiento Público y Privado al sector, dijo que países como Corea el 75 por ciento del presupuesto para el desarrollo de conocimiento y tecnología proviene de las empresas.

En su intervención, Daniel Villavicencio, de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM), señaló que se requiere de una gama de políticas e instrumentos financieros que mezclan lo público con lo privado.

El investigador de la UNAM, John Ackerman, comentó que se debe apoyar la innovación con estímulos fiscales que sean más vigilados desde el Estado y que la industria demuestre que está generando valor e incorporando profesionales. 

Los estímulos fiscales no pueden ser aprovechados por las pequeñas empresas, pues sus capacidades presupuestarias no son suficientes para desarrollar por sí solas los proyectos de innovación, mencionó José Franco, investigador de la UNAM.

El moderador de la mesa consideró que es necesario que expertos y grupos independientes evalúen los esquemas de financiamiento antes de decidir quitarlos o reformarlos, en lo que coincidieron casi la totalidad de participantes.

La investigadora de la UNAM, Rosario Castañón Ibarra, dijo que para evaluar el PEI, se debe medir el número de empleos y productos generados, pero también el desarrollo de nuevos procesos y cambios que genera en la organización de las empresas.

A través del PEI, el gobierno federal asigna recursos económicos a micro, pequeñas y medianas empresas mexicanas por medio del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnologia (Conacyt) para incentivar la innovación. 

En fechas recientes, la directora del Conacyt, María Elena Álvarez- Buylla, informó que en el proceso de fiscalización iniciado por el organismo se detectaron que en el pasado estos estímulos se otorgaban a filiales de grandes corporativos, incluso extranjeros.

NTX/GAG/MAG