WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 27 de Enero 2020
| | |

Recomendaciones al elegir hosting y dominio para un sitio web

No disponible

No disponible

11 de Diciembre 2019


Seleccionar muy bien el hosting y el dominio es una tarea muy importante, ya que tomar decisiones acertadas en estos aspectos determinará en gran parte el éxito de un emprendimiento o proyecto digital. Es importante decantarse por proveedores con reputación y que ofrezcan todas las garantías.

Cada vez hay más personas que se decantan por tener un negocio en línea y así ser el líder de su propia empresa. Y es que el desarrollo de los emprendimientos digitales sigue su ascenso sostenido en todo el mundo por muchas razones, principalmente porque representan un ahorro sustancial en costes y en estructura operativa.

Cuando se piensa en iniciar un proyecto digital, una tienda online o de otro tipo, entre los primeros aspectos que se deben tener en cuenta, están el dominio y el hosting. Esto que va mucho más allá del aspecto técnico, ya que llega a convertirse en algo fundamental de lo que puede depender el éxito del emprendimiento, por lo que si no tiene visitas ni tráfico, no prosperará el negocio.

Aspectos a tener en cuenta para elegir el hosting

Una de las más importantes recomendaciones es decantarse por empresas de referencia para manejar todo lo relacionado con el hosting y el dominio, que tenga la capacidad de dar soporte las 24 horas, todos los días del año, y que ofrezca garantía de que el sitio web permanece seguro en manos de expertos.

En este sentido, merece especial mención Edomains, una empresa líder en todo lo relacionado con el servicio de alojamiento web. Cuenta con una amplia experiencia al trabajar con organizaciones de expansión global de distintas escalas, desde pymes hasta grandes empresas, atendiendo desde asistencia del servidor, orientación del panel de control, problemas relacionados con el alojamiento, registro y transferencia de dominios, y sitios web, entre otros servicios. La asesoría es permanente, de hecho cuentan con personal 24/7 en área de clientes y chat en vivo.

Este tipo de empresas ofrece diversos planes con diversas opciones de almacenamiento que se ajustan a las necesidades de cada cliente, desde grandes empresas hasta quienes desean configurar su primer portal en WordPress. En el caso de Edomains, otorga una garantía de devolución de dinero de 30 días, es decir, un mes después de haberse registrado sin tener que hacer ningún tipo de pregunta.

Antes de elegir un proveedor de hosting es importante revisar minuciosamente los servicios que ofrece, comparar precios y servicios de varias empresas, así como determinar las necesidades y los servicios que más se ajusten para cubrir los requerimientos que se tengan.

Un elemento que sirve de guía es la reputación que tenga el proveedor de hosting, de tal manera que se pueda tener mayor fiabilidad.

¿Qué tipo de hosting elegir?

En lo que respecta al tipo de hosting a elegir hay también varios aspectos a considerar. El primer punto a analizar es el objetivo o la orientación del proyecto digital, por ejemplo si será de carácter personal o profesional. En el segundo caso se supone que tendrá mucho más tráfico y requerirá más herramientas, por lo que el hosting deberá ser capaz de soportarlo sin experimentar caídas constantes del servidor.

También se debe determinar el tipo de web, si es estática o dinámica. Si es estática deberá contener colección de páginas con contenido fijo y HTML simples, mientras que una web dinámica necesitará que los contenidos cambien frecuentemente al tener, por ejemplo, foros de discusión, tiendas online, las wikis o blogs como WordPress, entre otras herramientas para potenciar su presencia en la red.

Otros elementos a considerar son el espacio en el servidor, la disponibilidad y la velocidad de carga de la web. Existen diferentes tipos de hosting:

  • Servidor dedicado: es el más potente, por lo tanto, ofrece más prestaciones, además de ser un servidor con entera disposición. Tiene la desventaja de ser difícil de gestionar y ser más caro.
  • Hosting compartido: es la forma más común de adquirir un hosting, además, es la más sencilla y económica. No suele haber caídas de servidor, siendo la mejor opción para quien está iniciando un proyecto digital.
  • Servidor VPS: resulta mucho más estable que el compartido, además, se cuenta con cantidad de procesamiento y memoria asignados, incluso, se puede tener más de una página en el mismo servidor.
  • Cloud hosting: el sitio web estará distribuido en una red de servidores, esto implica que no se paga una mensualidad, sino que la cuota dependerá del uso real que se haga.

El dominio como puerta de entrada

El dominio viene siendo como la puerta de entrada, la primera imagen que tiene el sitio en internet, es casi tan importante como el nombre de la marca. Éste se debe elegir siguiendo algunos parámetros para que sea eficaz y contribuya al óptimo posicionamiento SEO.

Entre sus características importantes está que sea fácil de escribir y no extenso, además se deben evitar guiones y rayas que tienden a generar confusiones. Al crearlo, es importante tomar la decisión de si se usará únicamente el nombre de la marca o si se incluirán palabras clave. En este segundo caso se debe hacer una evaluación de cuáles serían las indicadas con respecto a las búsquedas que hacen los usuarios, de esta forma se contribuye a un mejor posicionamiento.

Es importante señalar que en el mundo existen millones de dominios, es importante elegir uno que sea llamativo, fácil de recordar y que sea acorde con el proyecto digital que se está iniciando. En este sentido, no está de más hacer una pequeña encuesta en el entorno sobre el dominio propuesto y así recoger algunas opiniones.

Una vez elegido un dominio o varios, hay que verificar que estén disponibles, de lo contrario, habrá que seguir buscando. Si existe ya con la terminación .com no es una buena idea adquirirlo con el .es ya que tiende a confundir.

En este punto cabe indicar que siempre será una buena decisión elegir dominios genéricos como .net o .com, toda vez que no suponen restricciones relacionadas con el territorio o el tipo de actividad. Para adquirir dominios territoriales es necesario cumplir con algunos requisitos, éstos son aconsejables si el proyecto digital es estrictamente local.

Orquidea News