WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 02 de Marzo 2021
| | |

UAM desarrolla parches cardíacos para mejorar sobrevida de personas con estos padecimientos

Foto: UAM

Foto: UAM

18 de Enero 2021

Se busca crear y sustituir tejidos dañados a través de soportes o andamios para posibilitar el crecimiento de células que formen su propia matriz extracelular con el fin de generar materia nueva.

Parches cardíacos construidos a partir de hidrogeles de alginato y quitosano, que ayudarían a mejorar la sobrevida de quienes padecen este tipo de afecciones, sobre todo las isquémicas, son desarrollados por investigadores de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

El estudio, se enmarca en la ingeniería de tejidos, área de la bioingeniería que se sustenta en la combinación de células, métodos de ingeniería de materiales, bioquímica y fisicoquímica para optimizar o reemplazar funciones biológicas, informó la doctora Nohra Elsy Beltrán Vargas, profesora del Departamento de Procesos y Tecnología de la Unidad Cuajimalpa.

Dijo que se busca crear y sustituir tejidos dañados a través de soportes o andamios para posibilitar el crecimiento de células que formen su propia matriz extracelular con el fin de generar materia nueva.

En entrevista explicó que su grupo de investigadoras ha laborado en los últimos ocho años en la mezcla de biomateriales altamente porosos y biocompatibles, en los que puedan desarrollarse las unidades anatómicas fundamentales eucariotas.

“Proponemos la conjunción de alginato y quitosano para construir estos soportes, que hemos evaluado y caracterizado, demostrando que pueden ser empleados en aplicaciones de ingeniería de tejidos, además de que los hacemos funcionar con nanopartículas de oro recubiertas con alginato, encontrando que con ellas crecen más células”.

Manifestó que el propósito es diseñar tejidos artificiales –en lo que se denomina medicina regenerativa– y “necesitamos células que van a desarrollarse y un soporte donde ponerlas para que puedan tener un mejor ambiente” en su fase tridimensional.

Agregó que de esta forma surgió la idea de ocupar biomateriales biocompatibles y porosos que permitan el paso de nutrientes y oxígeno, entre otras características para que las células puedan anclarse y proliferar en forma adecuada, manteniendo su fenotipo y sintetizando las moléculas y proteínas que requieran.

La doctora Beltrán Vargas indicó que con ese propósito, el grupo de científicos ha explorado con diferentes concentraciones de alginato y quitosano, que son de origen natural, biocompatibles y biodegradables y a partir de éstos surgieron unos soportes “que estuvimos validando en la Universidad, con el fin de entender sus propiedades físicoquímicas y observar si son o no tóxicos y si era posible utilizarlos en el crecimiento de células”.

“A lo largo de este tiempo han constatado que sí son viables e innovadores, porque no los estábamos haciendo del mismo modo que otros colegas en el mundo, por lo que surgió la posibilidad de patentarlos”, además de que se manejan nanopartículas de oro, lo que ofrece la posibilidad de cubrirlos con alginato para mantener el fenotipo celular y mejorar sus propiedades.

Dijo que ya se han efectuado algunas pruebas para tratar de crecer tejido, con resultados positivos en células cardíacas de animales.

“El tejido cardíaco es importante porque los males cardiovasculares son la primera causa de fallecimiento en los niveles nacional y global, en especial los isquémicos, entre ellos el infarto al miocardio, que implica la muerte de una parte del corazón porque no le llega sangre y se tapan los vasos sanguíneos, perdiéndose la oportunidad de que el órgano se contraiga en forma correcta”, concluyo.

Más notas sobre