WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 21 de Septiembre 2020
| | |

Capitalismo de compadres, ¡una vergüenza!

MEXICO - DRUG - EL CHAPO

MEXICO - DRUG - EL CHAPO

09 de Mayo 2016


El sueño dorado de cualquier oferente es obtener rentas, definidas como la diferencia entre el mayor precio que cobra por estar, en mayor o menor medida, protegido de la competencia, y el menor precio que cobraría si enfrentara la mayor competencia posible. ¿Quién es el que puede protegerlo de la competencia? El gobierno. ¿De qué manera? Prohibiendo importaciones, otorgándole concesiones monopólicas, concediéndole subsidios que le niega a sus competidores, exentándolo del pago de impuestos, imponiendo regulaciones ad hoc para limitar o eliminar su competencia, todo ello contra el bienestar de los consumidores, quienes, por obra y gracia de esas medidas, que reducen la competencia por el lado de la oferta, pagarán un precio mayor del que pagarían si las mismas no existieran, razón por la cual son medidas antieconómicas: reducen el bienestar de los consumidores.

Lo anterior tiene que ver con lo que se conoce como capitalismo de compadres o clientelista (crony capitalism), que se define como el contubernio entre el poder político y el poder económico, por el cual el primero le otorga privilegios al segundo (desde prohibición de importaciones hasta exención de impuestos), prerrogativas que le permiten obtener rentas, lo cual tiene el efecto de una redistribución del ingreso del comprador hacia el vendedor, reduciéndose el bienestar del consumidor. ¿A cambio de qué recibe un oferente ese privilegio? A cambio de incondicionalidad política.

En México, ¿cómo andamos en materia de capitalismo de compadres? La revista The Economist calcula y publica el Indice del Capitalismo de Compadres, y el resultado es que México ocupa, en tan vergonzosa lista, el sexto lugar, superado, en orden ascendente, por Ucrania, Singapur, Filipinas, Malasia y Rusia.

El capitalismo de compadres es una muestra de cómo el gobierno, actuando a favor de pocos (los empresarios favorecidos) perjudica a muchos (los consumidores), lo cual da como resultado un tipo de plutocracia, que es la forma de gobierno por la que el poder político está influido por el poder económico, en este caso el de los rentistas. ¿Se vale?

[email protected]

Más notas sobre