WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Lunes 17 de Mayo 2021
| | |

Banqueros cobran supuestos adeudos con recursos de los programas sociales para combatir la pobreza, denuncian diputados

Programas sociales Foto: Internet

Programas sociales Foto: Internet

17 de Noviembre 2020

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Aleida Alavez Ruiz, dijo que es necesario garantizar que esos recursos sean inembargables, sin juicio previo.

Diputados federales denunciaron que las instituciones bancarias, sin aviso ni juicio previo, aplican descuentos a los beneficiarios de los programas sociales que las autoridades gubernamentales les depositan, como la pensión y las becas, para cobrarse de supuestos adeudos.

Otros beneficiarios más son constantemente víctimas del robo de identidad para ser despojados de los apoyos que reciben adultos mayores, discapacitados o las becas para los estudiantes.

Los diputados reconocieron que es una situación muy grave la que enfrentan los beneficiarios de dichos programas, pues a algunos les inventan créditos para sacarles el dinero.

Durante la inauguración del parlamento abierto virtual “Análisis del dictamen que reforma el artículo 4º de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de inembargabilidad y protección de los recursos provenientes de los programas sociales, sin juicio previo”, los participantes denunciaron que los bancos están utilizando los datos del padrón para tomar este dinero que forman parte de los programas sociales, por lo que señalaron la necesidad de que sean blindados

Al respecto, la presidenta de la Comisión de Puntos Constitucionales, Aleida Alavez Ruiz, dijo que es necesario garantizar que esos recursos sean inembargables, sin juicio previo.

La legisladora de Morena preciso que el propósito de esta reforma es establecer un esquema de protección a los sectores más vulnerables y evitar que los recursos que se destinan a ejercer las garantías contenidas en el artículo 4º constitucional a favor de las personas mayores, con discapacidad, estudiantes, y otros que se otorguen por cualquiera de los tres órdenes de gobierno para el combate a la pobreza y desigualdad social, les sean quitados por la banca.

Señaló que no se trata de dar una patente de inmunidad a deudores y con ello evadir los pagos por compromisos contraídos; Sin embargo, dijo que es necesario brindarles la mayor protección posible y que los recursos de apoyos, pensión o becas de ninguna manera puedan ser tomados o retenidos por bancos para cobrar adeudos.

El diputado Porfirio Muñoz Ledo, también de Morena, afirmó que la propuesta es muy positiva para que los recursos de programas sociales sean inembargables, pero cuestionó por qué a través de la banca privada.

Planteó que se haga mediante la pública “de otra manera no tiene absolutamente ningún sentido haber creado la Banca de Bienestar; se supone que es para esto”.

Destacó la necesidad de tener un padrón universal de beneficiarios y apuntó que si es un derecho constitucional no puede ir a la banca privada. “Me parece monstruoso enriquecer a la banca privada con los ahorros de la gente; me parece absurdo”.

La petista Karina Rojo Pimentel subrayó la importancia de que estos apoyos, las Afores y las pensiones estén en el Banco del Bienestar. “Todavía no hay la capacidad para que en todo el país exista el Banco; por ello, debemos ver las forma de que haya uno en cada estado y en los lugares más vulnerables para que los apoyos se otorguen a quienes más lo necesitan”

Edgar S. Caballero González, maestro en Derecho por la UNAM y estudios de posgrado en España, Italia, Colombia y Costa Rica, consideró que la iniciativa es buena y construida con una metodología adecuada; protege a las personas al reconocer su dignidad humana y situación vulnerable, donde el mínimo vital o renta básica son fundamentales. Propuso retomar las experiencias de países europeos que tienen esas figuras jurídicas desde hace varios años.

Javier Medina Medina, director de Enlace Legislativo del Grupo Salinas, destacó la importancia de que al blindar “cuentas exclusivas en que se depositen los programas sociales, no se afecte la capacidad de la banca de cobrar por otros recursos los adeudos de los cuentahabientes”.

Más notas sobre