WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Viernes 23 de Octubre 2020
| | |

Diputados avalan en lo general nueva Ley Federal de Remuneraciones de los servidores públicos

Remuneración Foto: Internet

Remuneración Foto: Internet

23 de Septiembre 2020

El dictamen fue fundamentado por el diputado del Partido del Trabajo, José Luis Montalvo, quien señaló que con esto se sientan las bases para un sistema de remuneraciones que responda a la realidad del país.

Con cambios de última hora impulsados por Morena al dictamen original, la Cámara de Diputados aprobó la nueva Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos para que ningún funcionario público pueda ganar más que el Presidente de la República.

De esta forma, el salario de los secretarios de Estado deberá ser 5 por ciento menor al del Ejecutivo y el de los subsecretarios también 5 por ciento menos que el que perciben los secretarios.

En la remuneración o retribución se considera toda percepción en efectivo o en especie, incluyendo dietas, aguinaldos, gratificaciones, premios, recompensas, bonos, estímulos, compensaciones y cualquier otra, con excepción los apoyos y gastos sujetos a comprobación para el desarrollo del trabajo y los gastos de viajes en actividades oficiales.

Las prestaciones sociales no se contemplan como parte de las remuneraciones.

En la ley se incluye a los funcionarios de los órganos autónomos, sin embargo, se establece que corresponde a sus respectivos órganos o unidades competentes, establecer las disposiciones generales correspondientes para el cumplimiento de dicha norma.

De esta forma, los legisladores atendieron las observaciones de la Suprema Corte de Justicia de la Nación sobre la falta de claridad en la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos aprobada en diciembre del 2018 y que ocasionó una lluvia de amparos de funcionarios de los órganos autónomos en contra de dicha disposición.

El dictamen fue fundamentado por el diputado del Partido del Trabajo, José Luis Montalvo, quien señaló que con esto se sientan las bases para un sistema de remuneraciones que responda a la realidad del país.

“Cierra la puerta a aquellos que mediante diversos amparos se siguen resistiendo a dejar atrás sus privilegios. El dictamen acaba con la discrecionalidad en la designación de las remuneraciones de los servidores públicos”.

No obstante, durante la discusión en lo particular, el diputado morenista, Rubén Terán, presentó un paquete de reservas a prácticamente todo el proyecto, y que fueron aprobadas por su bancada con el apoyo de sus aliados del PT, PES y PVEM, con el fin de aclarar la metodología para fijar los parámetros que definirán las remuneraciones.

El legislador explicó que las remuneraciones se expresarán en el Presupuesto en términos brutos, sin descontar impuestos, para que sea menos complicado calcular las prestaciones que por ley corresponden a cada trabajador, dependiendo del puesto que ocupa y la dependencia en que trabaja.

Para secretarios de Estado y subsecretarios, se aplicará un parámetro de proporcionalidad “estricto”, para que la diferencia entre su remuneración y la del Presidente, sea de cinco por ciento, respectivamente.

Sin embargo, el diputado del PAN, Éctor Jaime Ramírez Barba, acusó a Morena de haber presentado un dictamen alterno.

La oposición considero que las nuevas reformas no atienden las correcciones que hizo la Corte y volverá la lluvia de amparos y que solo se está legislando para responder a un capricho del presidente Andrés Manuel López Obrador.

“De nueva cuenta Morena presenta un proyecto que no atiende el requerimiento de la Corte y que va a significar por quinta, sexta o séptima ocasión el rechazo a un capricho del Presidente que está lesionando derechos de servidores públicos y de instituciones”, señaló el legislador del PRD, Antonio Ortega Martínez.

Reclamo al que se sumó el priista Eduardo Zarzosa Sánchez: “Esto sucede cuando se legisla al capricho de una persona, cuando se legisla para darle gusto a una persona y para tratar de encuadrar y tratar de sacar fórmulas mágicas como la que aquí nos presentaron, en donde la verdad es que, mis respetos para quienes hicieron estas maromas, porque para que diera esta cantidad que fijó el presidente, pues tuvieron que hacer circo, maroma y teatro, pero, sin lugar a dudas, es algo que el día de mañana va a declararse seguramente como inconstitucional.

El morenista Pablo Gómez rechazó que se busque adecuar la ley al criterio del Presidente de la República, sostuvo que se trata de un clamor popular que los funcionarios de alto nivel ya dejen de servirse con la cuchara grande, aunque le duela a la burocracia dorada.

Mientras el panista Jorge Espadas en clara alusión a Pablo Gómez dijo que hay legisladores de toda la vida han ganado sueldos que ofenden a todo el país, “como el autor de esta barbarie jurídica legislativa, como esta barbarie que se cometido, es una vergüenza”.

Más notas sobre