WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Martes 11 de Agosto 2020
| | |

Industria automotriz pide mayor inversión pública en el sector, ante dificultades que enfrenta

Industria automotriz Foto: Internet

Industria automotriz Foto: Internet

07 de Julio 2020

El priista Fernando Galindo Favela, los representantes de la industria automotriz pintaron un panorama muy difícil para el sector debido a la fuerte crisis que enfrenta.

Ante la crítica situación que enfrenta la industria automotriz mexicana, representantes de este sector hicieron una serie de planteamientos, entre ellos una mayor inversión pública para fortalecer el mercado interno y eliminar la internación de autos usados de Estados Unidos al país, tanto los que lo hacen de contrabando como los que son importados.

En una reunión con diputados de la Comisión de Economía, Comercio y Competitividad, que preside el priista Fernando Galindo Favela, los representantes de la industria automotriz pintaron un panorama muy difícil para el sector debido a la fuerte crisis que enfrenta.

Guillermo Rosales Zárate, director general adjunto de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), informó que al cierre del primer semestre del año la industria registró una caída del 32 por ciento en las ventas de vehículos ligeros, comparada con el mismo periodo de 2019 y se pronostica que el mercado de vehículos ligeros tenga una baja a finales de año que puede rondar en 30 por ciento y para los pesados podría estar cercana al 40 por ciento.

Por ello, dijo, se requiere un programa de fortalecimiento del mercado interno automotor, dado que no es únicamente un impulso a las empresas y a los trabajadores que conforman este sector, sino que tiene un efecto positivo en más de 120 ramas de la industria y del comercio. Advirtió que “necesitamos eliminar el efecto negativo de la internación de los vehículos usados provenientes de Estados Unidos”.

Además, indicó que durante el bimestre abril-mayo, hubo una disminución aproximada del 3 por ciento de la planta laboral, lo que representa casi cuatro mil empleos que tuvieron que ser disminuidos en la red de distribuidoras. Las entradas a talleres descendieron 60 por ciento; las ventas de vehículos nuevos se redujeron 50 por ciento, “Y de no hacer nada, tendremos que esperar hasta el 2024-2025 para recuperar los niveles de demanda que se tuvieron en 2019″, apuntó.

Por su parte, el director general de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), Fausto Cuevas, dijo que será muy difícil recuperar lo que se dejó de producir durante la etapa de contingencia sanitaria, pues se tiene que transitar hacia recuperar el liderazgo como motor de la economía, ya que hasta antes del COVID-19 “representábamos el 3.8 del PIB nacional y el 20.5 por ciento del PIB manufacturero”.

“Lo que buscamos es en forma coordinada con las autoridades, transitar hacia una actualización de la normativa y la regulación, de modo que podamos cumplirla y efectivamente apoyar la renovación del parque vehicular y los niveles de producción que permitan continuar participando en los mercados internacionales”.

Miguel Elizalde Lizárraga, presidente ejecutivo de la Asociación Nacional de Productores de Autobuses, Camiones y Tractocamiones (ANPACT), resaltó que México es líder mundial en la producción y exportación de vehículos pesados, pero señaló que el enfoque en este momento de la industria está en salvar la mayor cantidad de empleos.

“En vehículos pesados existen más de 150 mil empresas de micro y pequeños empresarios del autotransporte. Los apoyos que pedimos no son para la industria, no para las grandes empresas, son precisamente para los micro y pequeños empresarios”.

Por su parte, Óscar Albín Santos, presidente ejecutivo de la Industria Nacional de Autopartes (INA), subrayó que el principal reto es mantenerse abierto conforme a lo que fue indicado por el gobierno federal al declararlos como una industria esencial; “estamos siguiendo todos los protocolos y nuestra principal motivación es la gran demanda que estamos teniendo de Estados Unidos y Canadá”, lo cual permitirá recuperar la producción perdida en el primer trimestre.

Manifestó que el riesgo potencial es que hubiera una recaída en la pandemia que nos obligara a cerrar. Por ello, dijo, es importante mantener todos los protocolos, informes y avisos de los estados y de los gobiernos para mantenerse cautos.

Señaló que la agenda legislativa también se debe enfocar en buscar cómo apoyar a México en inversión, investigación y desarrollo automotriz.

El presidente de la Comisión de Economía, el diputado priista Fernando Galindo, destacó que México tiene la caída económica más grande de su historia y que la reducción del Producto Interno Bruto (PIB) estará por arriba del 10 por ciento. “Cuando hay panoramas así, la economía de un país normalmente tarda cinco años en salir adelante y regresar al punto en donde estaba”.

Cuestionó si la industria está preparada con la entrada en vigor del Tratado Comercial con Estados Unidos y Canadá, particularmente en el tema de reglas de origen; si afectará o no y si se está listo. Además, preguntó en qué consistiría ese apoyo fiscal que se solicita.

Más notas sobre