WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 28 de Noviembre 2020
| | |

PAN y Morena presenta iniciativa para que prerrogativas de partidos se destinen a emergencia sanitaria

PAN-Morena Foto: Internet

PAN-Morena Foto: Internet

14 de Abril 2020

Romero Hicks dijo que sumar esfuerzos es fundamental, en eventos extraordinarios como el que hoy enfrentamos.

Los grupos parlamentarios de Morena y del PAN en la Cámara de Diputados presentaron por separado sendas iniciativas en las que plantean que las prerrogativas que reciben los partidos políticos se destinen a la atención de la emergencia sanitaria ocasionada por el Covid-19.

Al argumentar la propuesta que reforma la Ley General de Partidos Políticos, el coordinador de los diputados panistas, Juan Carlos Romero Hicks, indicó que con ello se busca sumar todas las capacidades del Estado Mexicano y de los actores políticos hacia la solución inmediata de la pandemia del coronavirus que impacta actualmente a la sociedad mexicana.

Señaló que en la actualidad la normatividad vigente prohíbe que los partidos políticos destinen recursos a actividades distintas a las señaladas e imposibilita que puedan contribuir de manera excepcional con parte de los mismos para hacer frente a contingencias sanitarias como la que hoy padecemos, por lo que plantea una reforma al numeral 2 del artículo 50 y la adición del inciso d) al numeral 1 del artículo 51 y el numeral 3 al artículo 72, todos de la Ley General de Partidos Políticos.

Precisó que el principal objetivo de las es dar una alternativa que permita a los institutos políticos utilizar parte de sus prerrogativas en cuestiones prioritarias y ser entes activos de intervención inmediata, concreta y sustancial en las emergencias que pongan en riesgo la vida o la salud pública de la población y mediante la declaratoria correspondiente, como son las de Emergencia o Desastre Natural determinadas por la Secretaría de Gobernación; y siempre bajo la estricta vigilancia y fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE).

Romero Hicks dijo que sumar esfuerzos es fundamental, en eventos extraordinarios como el que hoy enfrentamos y en la que se hace evidente, entre otros, la actual ausencia de pruebas que acrediten o descarten la presencia del virus en un ser humano, la falta de medicamentos, equipo para médicos y personal de enfermería que de tiempo entero se dedican al combate de la pandemia del COVID-19.

Recordó que en 2017, los partidos políticos renunciaron a parte de sus prerrogativas para apoyar la emergencia, pero como no hay un mecanismo para ello, los recursos fueron reintegrados al erario, sin que hasta la fecha exista forma de comprobar en qué y para qué se destinó cada peso y centavo, ya que el único elemento sujeto de revisión fue el Fideicomiso “Por los demás” creado por militantes de Morena, que fue sancionado por la autoridad administrativa electoral con una multa equivalente a 197 millones de pesos, porque no demostraron que los recursos se hayan destinado a los afectados.

Refirió que, en esa ocasión, el PAN renunció a 200 millones de pesos para que fueran empleados a acciones de apoyo a damnificados, solicitando la creación de un Comité Ciudadano que permitiera la eficiente administración de los recursos, sin que ello ocurriera ante la imposibilidad legal.

Por su parte, la fracción mayoritaria de Morena, como ya lo había anunciado, presentó una nueva iniciativa en la que propone reducir al 50 por ciento el financiamiento público para los partidos políticos nacionales y poder reorientar esos recursos a programas de salud y de reactivación de la economía para afrontar los efectos de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

La nueva propuesta surge en el contexto de una emergencia sanitaria desatada por la pandemia global del COVID-19, que requiere un reacomodo del gasto público y direccionar los recursos a las áreas que demandan una mayor prioridad para la contención y tratamiento de la pandemia, la cual también ha generado repercusiones en la economía de México y el mundo.

Se propone en la iniciativa reducir el monto de recursos públicos otorgados a los partidos políticos, el cual se ha multiplicado en diez veces desde la consolidación del actual régimen de financiamiento público en 1996, al pasar de 386 millones de pesos en 1997 a 3 mil 941 millones de pesos en 2017.

La bancada de Morena consideró urgente que las fuerzas políticas pasen de los buenos deseos a las acciones y reinvindiquen para la población los recursos públicos que les pertenecen.

“Creemos fervientemente que no puede haber gobierno rico con pueblo pobre. No puede haber partidos que dilapidan recursos públicos en un contexto político electoral regido por el dinero, frente a una situación nacional que demanda cada vez más recursos, hoy, para atender la emergencia y superar pronto sus secuelas, más adelante, para superar la amplísima brecha de desigualdad que sume a la gran mayoría de las familias en México en situaciones de pobreza y pobreza extrema”, expone la iniciativa.

En ese tenor, y sin trastocar los principios de proporcionalidad, se propone la reducción de un 50% de los recursos (al disminuir el factor de 65% a 32.5% en el cálculo establecido en el artículo 41 constitucional), para así liberar una cantidad significativa de recursos públicos, la cual tan solo para el año 2020 sería de dos mil 619 millones de pesos.

Más notas sobre