Sábado 20 de Julio 2019
| | |

"Pemex no debe dejar los farmouts en su plan de negocios"

STAFF CAPITAL

STAFF CAPITAL

26 de Junio 2019


Por Roberto Noguez Noguez

México, 26 Jun (Notimex).- Las asociaciones, incrementos en los presupuestos de exploración y desarrollo, y facilitar la contratación de privados con compañías de servicios, son puntos fundamentales que debe contener el plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex), a fin de alcanzar la meta de producción de 2.4 millones de barriles para 2024.

En entrevista con Notimex, el consultor energético de Mercury LLC, Arturo Carranza, consideró que el plan debe contemplar un horizonte de mediano y largo plazos, e incluir la diversidad petrolera del país, no sólo campos terrestres o aguas someras, sino también no convencionales, y hacia el futuro aguas profundas.

Estimó que los farmouts o asociaciones son muy importantes para complementar los trabajos de Pemex, además de que su regreso sería bien recibido por el mercado debido a que permiten a la empresa asociarse con privados, concediéndole llegar en un tiempo más corto a las metas establecidas por el gobierno.

De acuerdo con el especialista, también para las agencias calificadoras es primordial que se presente un plan de negocios que trace el rumbo de la petrolera para los próximos tres años, porque sólo así se puede ver si estas medidas son viables y eficientes.

A su vez, el consultor del sector energético y de la firma Caravia y Asociados, Ramsés Pech Razo, indicó que el plan de negocios debe considerar un aumento en el presupuesto para exploración de pozos, mientras que en los pozos de desarrollo se debe de aumentar el presupuesto al menos 40 por ciento respecto al actual.

Al no haber deuda, dijo, se tiene que facilitar la contratación de privados con compañías de servicios para la perforación y terminación de pozos, para aguas someras, campos terrestres, convencionales y no convencionales, así como cuencas gasíferas.

Explicó que la importancia de las cuencas gasíferas se debe a que pueden atender la caída de la producción y el posible desabasto en el corto plazo para la generación de electricidad en la zona sur y sureste del país.

En este sentido, expuso que los farmouts deben darse en las cuencas gasíferas, de gas seco y húmedo, ya que, si no, “vamos a depender del intercontinental”, mientras que las aguas profundas se podrían llamar reservas de contingencia, en caso de una crisis.

“Lo que tenemos que hacer es desarrollar las cuencas gasíferas y los campos no convencionales, ya que con ellos se podrían incrementar a tres o cuatro millones de barriles diarios en un periodo de 10 años a partir de 2020”, manifestó.

Para el exconsejero independiente de Pemex, Fluvio Ruiz Alarcón, adicional al plan de negocios, debe modificarse el diseño institucional para que Pemex tenga mejores condiciones en el sector de hidrocarburos, pues hay disposiciones ambiguas donde a veces se le da el trato de actor privado preponderante o trato de monopolio público.

Sin embargo, señaló que las alianzas son una herramienta importante y útil que le dio la reforma a la empresa productiva del Estado, pero están mal planteadas, porque para aliarse con una compañía tiene que pasar por una licitación que organiza la Comisión Nacional de Hidrocarburos, con valores económicos que marca la Secretaría de Hacienda.

“Pemex debería poder escoger directamente a sus aliados, con lineamientos establecidos de forma clara por el Consejo de Administración, donde vea criterios, complejidades geológicas, para ver dónde aliarse o no. En aguas someras yo no le veo caso, porque Pemex sigue siendo líder mundial, pero en aguas profundos Pemex necesitaría esta alianza”, expresó.

Ruiz Alarcón apuntó que cuando se puede negociar una alianza de manera directa, es posible establecer las condiciones financieras, transferencia tecnológica, formación de recursos humanos y asociaciones en otras zonas del mundo que le posibiliten aprender a trabajar en otras condiciones geológicas.

“Esto permitiría alianzas bajo nuevas circunstancias, donde Petróleos Mexicanos tiene que irse preparando para mediano y largo plazos; un plan de negocios que no se centre en el corto plazo, porque sería repetir el mismo error que se ha cometido desde los años 80; es decir, sacar rápido aunque vaya a caer en el mediano o largo plazos, como Cantarell, y eso no debe volver a ocurrir”, dijo.

Asimismo, advirtió que tampoco se debe olvidar la petroquímica, al menos de manera modesta. “No se puede dejar de lado, porque ese va a ser el nicho final del sector de los hidrocarburos, quizá a final de este siglo vaya a ser reemplazado ya como combustible, pero los petroquímicos van a estar aquí”.

-Fin de nota-

NTX/RNN/AGO/EM/PETRO/