Capital México

Economía

Piden priistas a gobierno transparentar adquisición de la refinería Deer Park, para conocer impactos en el PEF 2022

refineria deer park Foto: Internet

refineria deer park Foto: Internet

Con el fin de conocer el impacto que tendrá en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2022, el PRI en la Cámara de Diputados demandó al Gobierno Federal transparentar el proceso de adquisición de las acciones de la refinería Deer Park Refining Limited Partnership, en Estados Unidos.

Para los priistas es necesario conocer la información de inversiones, deudas, pérdidas y riesgos por la compra de la refinería, tras el pago 600 millones de dólares y de “regalo”, asumir la deuda que arrastra la empresa por otros 980 millones dólares.

Con este motivo, presentaron un punto de acuerdo ante la Comisión Permanente donde solicitan a las autoridades gubernamentales enviar al Poder Legislativo, de tres informes con los detalles de la operación con la petrolera Shell Oil Company.

Entre ellos, los criterios considerados para adquirir la refinería Deer Park Refining Limited Partnership, la que a pesar de la deuda y las pérdidas millonarias en los últimos dos años (4 mil millones de pesos anuales), se tomó la decisión de comprar.

Así como las proyecciones de inversión, de dónde se obtendrán los recursos económicos, capital que necesariamente impactará el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación del 2022.

Y, finalmente, sobre la capacidad ejecutiva, gerencial y técnica para operar la refinería de manera segura, cómo van a tratar los riesgos de materia ambiental, de seguridad laboral y las prácticas comerciales.

Manifestaron que, la adquisición de la planta es costosa y el simple anuncio de la compra, provocó una degradación en la calificación de Pemex; la agencia Moody´s estableció que las refinerías Deer Park y Dos Bocas (en proceso de construcción), se suman a la carga de gastos de capital de Petróleos Mexicanos y generan dudosos retornos de inversión, además, del riesgo de sobrecostos.

Además, resaltaron que en México como en Estados Unidos la adquisición completa de la planta ha generado inquietud por el manejo que Pemex pueda hacer de la refinería, sobre todo, cuando la tendencia a nivel global no favorece los combustibles fósiles, sino las energías limpias.

De igual manera, los priistas pidieron al titular de Pemex dar respuesta específica al congresista del Partido Republicano por Texas, Brian Babin, quien solicitó al Departamento del Tesoro y al de Energía de Estados Unidos, hagan una revisión de seguridad y digan no a la venta de la planta; al asegurar que “con Pemex aumentan significativamente los riesgos de un accidente industrial; es una empresa con dificultades económicas y ‘mala gestión empresarial’, con numerosas demandas y escándalos”. Reiteraron que es importante aclarar dudas, ya que cualquier malentendido puede convertirse en un tema incómodo, no sólo en la relación bilateral, sino de la política energética de México ante Estados Unidos; más aún, cuando en el marco del Tratado de Libre Comercio de América del Norte se compromete el bienestar de ambas naciones.

Salir de la versión móvil