WWW.CAPITALMEXICO.COM.MX

Sábado 19 de Octubre 2019
| | |

Preocupa en EEUU la inflación baja

AP,Foto de billetes de dólar estadounidenses del 15 de febrero del 2018, tomada en East Derry, New Hampshire. La Reserva Federal cree que un largo período de inflación baja puede resultar negativo para la economía y estaría dispuesta a bajar las tasas de interés a corto plazo para contarrestar ese fenómeno. (AP Photo/Charles Krupa, File)

AP,Foto de billetes de dólar estadounidenses del 15 de febrero del 2018, tomada en East Derry, New Hampshire. La Reserva Federal cree que un largo período de inflación baja puede resultar negativo para la economía y estaría dispuesta a bajar las tasas de interés a corto plazo para contarrestar ese fenómeno. (AP Photo/Charles Krupa, File)

15 de Julio 2019


WASHINGTON (AP) — A diferencia de lo que pensaba hace pocos meses, el presidente de la Reserva Federal Jerome Powell teme que la inflación baja se mantenga y perjudique a la economía.

La inquietud es tal que Powelll probablemente baje las tasas de interés a corto plazo este mes por primera vez en una década. Una reducción de las tasas, sobre todo si es seguida por otras, podría subir la inflación a los niveles que quiere la Fed.

La preocupación de Powell con una inflación crónicamente baja refleja otro giro en la Fed: Tanto él como otros funcionarios parecen haber dejado de lado una vieja regla no escrita según la cual un período prolongado de bajo desempleo inevitablemente aumenta demasiado la inflación.

El desempleo en Estados Unidos lleva unos tres años por debajo del 5%. A pesar de ello, la inflación anual nunca llega al 2%, que es el nivel que la Fed considera recomendable.

Todo esto hace pensar que la Fed está dispuesta a despejar el camino para sacar préstamos incluso si el mercado laboral y la economía siguen creciendo a un ritmo parejo. Es una perspectiva que entusiasma a los inversionistas, que han llevado la bolsa de valores a niveles récord.

“La relación entre el nivel de desempleo y la inflación era muy firme hace 50 años, pero se ha ido debilitando y ahora apenas respira”, dijo Powell esta semana en el Capitolo ante una pregunta de la representante demócrata Alexandria Ocasio-Cortez. “Aprendimos que la economía puede sobrellevar un desempleo mucho más bajo de lo que pensábamos sin que haya niveles preocupantes de inflación”.

Kathy Bostjancic, economista de la consultora Oxford Economics, dijo que los comentarios de Powell marcan un gran giro respecto al año pasado. La Fed justificó entonces sus cuatro aumentos de las tasas de interés del 2018 diciendo que una merma en el desempleo generaría inflación a la larga.

“Cambiaron de parecer”, expresó Bostjancic. “Les costó aceptar esta idea”.

Generalmente, cuando el desempleo es bajo –como el 3,7% actual–, los patrones deben ofrecer sueldos más altos para conseguir personal. Y aumentan los precios para poder pagar esos sueldos.

Todavía no se ha registrado esa dinámica en la década de expansión de la economía estadounidense.

La mayoría de los estadounidenses, desde ya, prefieren precios bajos. Pero la Fed tiene sus razones para preocuparse cuando la inflación se mantiene por debajo de ciertos niveles. La principal inquietud es que cuando los negocios y los consumidores anticipan una inflación muy baja, eso determina hasta qué punto están dispuestos a gastar o a subir los sueldos. ¿Para qué gastar o pagar más si los precios no van a subir y pueden incluso bajar?

Cuando esa actitud de afianza, dijo Powell ante el Congreso, cuesta hacer que la gente cambie de parecer. Los bancos centrales de Japón y Europa tuvieron que bajar sus tasas de interés a territorio negativo –lo que implica que los propietarios de bonos del gobierno pierden dinero– en un esfuerzo desesperado por acelerar el crecimiento y la subida de precios.

“No quieres quedar detrás de la curva y dejar que la inflación esté por debajo del 2%”, dijo Powell.

Sin embargo, el medidor de la inflación preferido por la Fed indica que ha estado debajo del 2% los siete años que han pasado desde que el banco central fijó ese punto de referencia.

El 1ro de mayo Powell dijo en conferencia de prensa que la inflación baja era un fenómeno “temporal”, pero esta semana admitió que “se corre el riesgo de que la inflación se mantenga baja más tiempo del que anticipamos”.

Los economistas mencionan una serie de factores para que la inflación no suba. La globalización hace que muchos productos se fabriquen en países con sueldos bajos, reduciendo los costos. La popularidad de las compras por internet hace que a los comerciantes les resulte difícil subir los precios.

Cada vez menos trabajadores están afiliados a sindicatos y tienen menos poder para negociar sueldos más altos. Y, según algunos parámetros, los trabajadores estadounidenses no son tan eficientes.

Powell y otros expresaron su confianza en que una reducción de las tasas de interés haga que resulte más barato el crédito y comprar casas, automóviles y otras cosas, acelerando así la economía. Un crecimiento más sostenido, a su vez, puede llevar la inflación a los niveles deseados.

Larry Kudlow, uno de los principales asesores económicos de la Casa Blanca, elogió a Ocasio-Cortez en “Fox & Friends”, en el Fox News Channel, por haber cuestionado ante Powell la creencia de que una tasa de desempleo baja va a generar inflación.

“Me saco el sombrero. La señorita AOC dio en la tecla”, expresó Kudlow.