www.capitalmexico.com.mx
Domingo 03 de Julio 2022

Producción industrial cerrará 2016 con retroceso

 

México enfrenta un panorama externo incierto y un escenario nacional difícil


México cerrará 2016 con un lento crecimiento de la actividad económica, con el segundo retroceso en la producción industrial en lo que va del sexenio, insuficiente generación de fuentes de trabajo y crecientes presiones en los costos del sector industrial, aseguró el presidente de la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), Manuel Herrera Vega.

Adicionalmente refirió que iniciará un 2017 en medio de retos importantes para impulsar la reanimación de la planta productiva y la recuperación sostenida de la inversión y el empleo.

El líder industrial indicó que México enfrenta un panorama externo incierto y un escenario nacional difícil y complicado en la transición hacia 2017. Mientras en el ámbito interno dominan los contrastes, en el ambiente mundial resurge el proteccionismo; los capitales financieros emigran hacia activos más seguros generando  tensión en los mercados cambiarios de las economías emergentes, cuyas monedas se debilitan frente al dólar.

“La volatilidad domina el comportamiento de los mercados financieros y en la economía mundial prevalece la incertidumbre y un crecimiento lento y titubeante  de la producción y el comercio”, indicó.

Mencionó que  bajo ese panorama de nubarrones es indispensable tomar decisiones de forma oportuna y coordinada para consolidar nuestras fortalezas y aprovechar eficazmente los instrumentos que aseguren  el correcto funcionamiento de los mercados.

Es evidente –dijo– que la presidencia de Donald Trump en Estados Unidos, acentúa los desafíos presentes en nuestra economía y nos obligará a redoblar esfuerzos para impulsar la reactivación de la planta productiva y el empleo.

Añadió que el avance de la retórica proteccionista, el fortalecimiento del dólar, la salida de capitales financieros de las economías emergentes en busca de activos seguros; la divergencia monetaria entre la zona del euro, Japón y Reino Unido con Estados Unidos, entre otros, seguirán provocando episodios de volatilidad en los mercados financieros.